23 de junio de 2008

El Túnel de los ídolos

COSTA RICA - EL TÚNEL DE LOS “ÍDOLOS” (Extraído de Mis Enigmas Favoritos, J.J. Benítez)



No voy a negarlo. La “Atlántida” me ha subyugado durante años. Y como cualquier curioso medianamente informado, estoy convencido de su existencia y de su probable y cataclísmica desaparición. Y acepto ¿por qué no? la fecha apuntada por Platón: alrededor de once mil o doce mil años.

Pero me resisto a entrar en las viejas y manoseadas hipótesis que circulan en torno a la “isla continente” que, según todos los indicios, podía ocupar el centro del océano Atlántico. Y aunque me dispongo a hablar de ella, lo haré de la mano de “otros enigmas” que, según mi corto conocimiento, podrían estar vinculados a los portentosos conocimientos de los “atlantes” o ser consecuencia de ellos.

Está bien que aventureros, exploradores y científicos busquen los restos de tan espléndida civilización en los fondos marinos. Pero, mientras ese redondo y definitivo hallazgo no salga a la superficie, ¿por qué no trabajar igualmente en el entorno que presumiblemente quedó radio de acción de la gran isla? ¿No entra dentro de lo posible que esa dinámica cultura hubiera extendido su poder e influencia a otras muchas tierras y pueblos relativamente cercanos? ¿No podría haber ocurrido que los supervivientes, instalados en las costas americanas, europeas y africanas, fueran los impulsores de tantas y tan magníficas obras como las que adornan uno y otros extremos del Atlántico? ¿Quién no se ha detenido a reflexionar alguna vez sobre la brusca y misteriosa “aparición” de las cuatro primeras dinastías egipcias, rebosantes de sabiduría? ¿Brotaron de la noche a la mañana y de las neolíticas tribus que malvivían en el Nilo? ¿Quién habló del concepto de inmortalidad y enseñó hace cinco mil años las técnicas de momificación a los primitivos agricultores y pescadores del norte de Chile? ¿Cómo explicar la presencia en las selvas de Costa Rica desde hace más de dos mil años de cientos de pequeñas y gigantescas esferas de piedra, cuya perfección haría palidecer a los canteros más cualificados del siglo xx? ¿Por qué las alineaciones de dichas esferas apuntan a lugares tan remotos como Egipto, Reino Unir do, Galápagos o Pascua?

Pero entremos ya en algunos de estos fascinantes enigmas que insisto podrían estar “hablándonos en silencio” de un remoto, brillante y común origen.

Y lo haré con otra primicia. Un intrigante y sensacional “hallazgo” que me fue dado compartir con tres excelentes investigadores y mejores amigos: Andreas Faber Kaiser y los hermanos Carlos y Ricardo Vílchez.

Fue una apacible mañana de octubre de 1985, cuando alguien llamó a la puerta de mi habitación en el hotel Irazú, en San José de Costa Rica. En aquellas fechas, yo asistía a un interesante congreso sobre “Los grandes misterios del hombre”.

Minutos después, los tres visitantes cuyo anonimato debo respetar iniciaban el relato de una larga y enrevesada historia que me dejó atónito y que trataré de simplificar.

Años atrás, una familia costarricense había obtenido una información que modificó el rumbo de sus vidas. En un cerro situado a unos treinta kilómetros de la capital existía un antiquísimo túnel que, muy posiblemente, conducía a un templo o a una ciudad, anteriores a la llegada de los conquistadores españoles. Según los nativos, sobre dicho cerro amén de un sinfín de leyendas, a cuál más oscura y misteriosa se observaban con frecuencia poderosas y silenciosas “luces”, que parecían “explorar o vigilar” la cima.
Y siguiendo las “instrucciones recibidas”, estos hombres y mujeres vendieron cuanto poseían, instalándose en la soledad del enigmático cerro. Y allí, en secreto, durante meses, procedieron a la perforación del lugar hasta que, al fin, se vieron recompensados con el descubrimiento de la boca del túnel. Y en un titánico esfuerzo fueron extrayendo las toneladas de tierra y piedras que cegaban la galería, dejando al descubierto un pasadizo que descendía casi en vertical y cuyas paredes de hasta tres metros aparecían meticulosamente escuadradas y pulimentadas. Pero lo más asombroso de esta novelesca historia es que, en el transcurso de las excavaciones, la familia había ido encontrando una serie de supuestos “ídolos” de piedra y una “inscripción” cuyo significado ignoraban. Y ansiosos por arrojar algo de luz sobre los crípticos descubrimientos se habían decidido a ponerse en, contacto con este humilde investigador que les habla.

Y cargados de buena fe llegaron hasta mí con el mayor de los sigilos y en la compañía de un abultado y enigmático saco que se negaron a abrir hasta que no dieron cumplida cuenta de su narración. El contenido consistía en siete cabezas de piedra, negras, rosadas y blancas, de muy bella factura y de un considerable peso. Todas ellas según mis confidentes habían ido apareciendo en el transcurso de los trabajos de “vaciado” de la galería.

Parecían representar “hombres”, “animales” o una mezcla de ambos. Dos de los “ídolos” me recordaron de inmediato algunos de los “dioses” del antiguo Egipto. ¿Cómo era posible? Nos hallabamos en Costa Rica, a miles de millas del territorio de los faraones...

Y a las pocas horas, tras hacer partícipes del pequeño gran “secreto” a mis compañeros Faber Kaiser y los dos hermanos Vílchez, nos pusimos en camino hacia la región donde se alza el mencionado cerro. Una zona que, siguiendo las recomendaciones de nuestros guías y anfitriones, no puedo desvelar por ahora.

Y efectivamente. En la cumbre, camuflada entre la exuberante vegetación, se abría la entrada del túnel. A qué ocultarlo. Nuestra sorpresa no tuvo límites. Ante nosotros apareció una desahogada galería que penetraba poco menos que en caída vertical hacia las entrañas de la tierra. Y merced a una sucesión de frágiles escaleras de mano fuimos descendiendo, hasta alcanzar el medio centenar de metros de profundidad. Y examinamos la asombrosa y ciclópea estructura de sus paredes, forjadas a base de inmensos bloques de hasta tres metros de altura” pulcramente trabajados y, en apariencia, escuadrados con idéntica minuciosidad. Pero ¿quién había movido aquellas moles de cientos de toneladas? Y lo más importante: ¿para qué? ¿A qué lugar conducía el túnel?

La familia no supo o no quiso responder a ninguno de los interrogantes. La única realidad palpable es que la excavación se hallaba detenida y que semejante construcción tenía que obedecer a un propósito. Pero ¿a cuál?

Por el momento, esto es todo lo que estoy autorizado a revelar.

34 comentarios:

  1. Buen dia, debora me gustaria saber si continua o tenes algun material referido al tema.
    Ya ke me dejo con una intriga enorme y no encuentro nada k lo siga...
    Gracias.
    Enrique de Mendoza

    ResponderEliminar
  2. Hola Enrique:

    La verdad que tienes razón, es un tema que deja un gustito por saber más.

    Desgraciadamente no se avanzó muchos porque los difusores, no quisieron entregar más datos, es más, en su momento Andreas Faber Kaiser se enojó cuando Juanjo dió a luz la historia, dijo que era prematuro hablar ...

    No te prometo nada, pero trataré de ver que pasó con ese túnel, y en cuanto sepa algo, publicaré su respectivo informe en en blog.

    Desde ya se bienvenido a Crónica Subterránea
    Saluda, Débora

    ResponderEliminar
  3. hola, este tipo de descubrimientos deberia ser puestos para todo el publico, habemos personas que nos gusta esta arqueologia y no lo vamos a destruir nada conocerlo, alguien tendria mas informacion? gracias

    ResponderEliminar
  4. Hola Sebastián:

    Ojalá surgiera más información sobre este hallazgo, que a muchos parece interesar. Sigue mi promesa de ampliar datos a futuros.

    Saluda
    Débora

    ResponderEliminar
  5. Buenas tardes Débora

    Interesante tema, máxime que vivo en Costa Rica y es impresionante darse cuenta que el país de uno existe cosas como esta, sería interesante conocer un poco más de información y ojalá poder apreciar en persona una cosas como estas... creo que este tipo de hallazgos cambian la perspectiva de muchas personas al respecto de estos temas.

    Att

    Luis

    ResponderEliminar
  6. Hola Luis:

    Esta información que en su momento diera a luz, el gran investigador Juanjo Benítez, por ahora quedó estancado, y tengo el presentimiento que de buscarse nuevamente este túnel, el mismo ya no sería encontrado.

    Solo una investigación en situ puede llegar a revelar algo más. Ojalá alguna vez sepamos algo más.

    Saluda, Debbie

    ResponderEliminar
  7. El tunel esta escondido y protegido por seres, es imposible llegar ahi.

    ResponderEliminar
  8. Saludos, excelente articulo, seria muy amable escribirme sobre un reportaje que estoy haciendo para la cole? richardfireone@gmail.com Pura Vida! : )

    ResponderEliminar
  9. el tunel conduce al templo de la luna que es la entrada a una gran ciudad intraterrestre desavitada de puro oro, antiguamente usada por la hermandad de la luz, y abandonado por causas desconocidas aun. solo quedan algunos guardianes, y muy pocos humanos tienen acceso a toda la ciudad, el tunel esta por cervantes de cartago en el patio de una humilde vivienda, imposible de entrar.

    ResponderEliminar
  10. anonimo usd parece saber mucho de ese tunel al templo de la la luna, pero ya sabes hasta no ver no creer, lo que me cuesta es creer que este aqui en costa rica
    aqui nunca hay nada, nunca pasa nada interesante que tenga verdadero misterio que tenga vinculos con civilizaciones extraterrestres o intraterrestres o almenos aun no hay evidencia de ello, almenos aqui en nuestro pais, xq en otros paises la evidencia de tecnologia extraterreste en infraestructuras megaliticas es indiscutible.pero aca en mi querida costa rica no hay nada, ojala hubiera yo seria el primero en estar alli. y si deveras existiera por que deberia estar oculto??
    me interesa ubicar la localizacion exacta de la entrada del tunel aunque no pueda entrar. de hecho no creo ni siquiera que valla hasta ese lugar a investigar un poco vivo muy lejos pero si me gustaria saber si el lugar fisicamente existe, y si la gente del lugar sabe o ha escuchado algo al respecto si alguien tiene mas informacion al respecto comunicarse conmigo a mi correo joga8127@gmail.com podemos incluso formar un grupo para investigar este tema mas a fondo o algunos otros misterios de aca de costa rica si es que los hay. muchas gracias.

    ResponderEliminar
  11. No lo conosco personalmente, pero si unos amigos investigadores fueron y obvio no los dejaron entrar, los mayores secretos del mundo estan guardados para bien de los mismo y de la humanidad, tendrias que ir y preguntar por ahi a los viejos, pero no creo que nadie te de razon...en facebook puedes buscar el perfil de Carlos Vilchez Navamuel el si entro con Jj benitez.

    ResponderEliminar
  12. Hola. Traté de convencer al Sr. Vilchez de ampliar los informes del hallazgo, revelados en su momento por Benítez, pero se negó a entregar más datos alegando protección a la familia donde se encontró el túnel. Obviamente va a quedar en la nada, lástima ...!

    ResponderEliminar
  13. Así es Debora! entre cielo y tierra no hay nada oculto! pero sí debajo!

    ResponderEliminar
  14. EL TEMPLO DE LA LUNA, Adreas Faber Kaiser

    En octubre de 1985 tuve ocasión de acceder junto con Juan José Benítez, con los hermanos Vilchez y con mi buena amiga Gretchen Andersen —que, dicho sea de paso, nació al pie del monte Shasta en el que inicié este artículo— a un túnel excavado en el subsuelo de una finca situada en los montes de Costa Rica. Nos internamos en una gran cavidad que daba paso a un túnel artificial que descendía casi en vertical hacia las profundidades de aquel terreno. Los lugareños —que estaban desde hace años limpiando aquel túnel de la tierra y las piedras que lo taponaban— nos narraron su historia, afirmando que al final del mismo se halla el «templo de la Luna», un edificio sagrado, uno de los varios edificios expresamente construídos bajo tierra hace milenios por una raza desconocida, que de acuerdo con sus registros había construído una ciudad subterránea de más de 500 edificios.

    ResponderEliminar
  15. https://www.youtube.com/watch?v=q10b3m3dEX8

    ResponderEliminar
  16. Costa Rica Posee muchos secretos sin descubrir, yo creo que en el pais hay algo que todos pasamos por alto, ni siquiera sabemos con exactitud el funcionamiento de las esferas de piedra.
    http://i.imgur.com/z5hi23k.jpg
    http://i.imgur.com/1wvptDJ.jpg
    http://i.imgur.com/eSLXd52.jpg
    http://i.imgur.com/T3WXc6W.jpg

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. que buenas fotos, son del tunel? el totem de piedra donde es?

      Eliminar
  17. http://cambiopolitico.com/la-feria-internacional-del-libro-2014-y-los-enigmas-de-j-j-benitez/58624/

    ResponderEliminar
  18. Totem alien de piedra en la fila matama,limon, costa rica, cerca del la ciudad del dorado
    https://www.flickr.com/photos/prometeo-elc/6615034769/in/set-72157628669242361

    ResponderEliminar
  19. Las paredes del túnel estaban compuestas y forjadas a base de inmensos bloques de hasta tres metros de altura, bien trabajados y encuadrados con idéntica minuciosidad. ¿Pero quién había movido aquellas moles de cientos de toneladas? ¿A qué lugar conducía el túnel? Los signos ajuicio de los expertos, no corresponden a ninguna de las escrituras mesoamericanas. Se encontraron extraños ídolos, que incluso dice Benítez que algunos de ellos se les parecieron a algunos de los “dioses” del antiguo Egipto. Por otra parte la familia no quiso o no supo contestar otras preguntas sobre el túnel de los ídolos. (Op.cit. Págs. 79, 80)

    ResponderEliminar
  20. Otro anónimo y van ... Aunque insistí con uno de sus protagonistas para ahondar en la historia de este hallazgo, nada se pudo avanzar, pues un secretismo enorme rodea todo este asunto. Dudo mucho alguna vez surjan más noticias del tema, lo cual es una pena. Debbie

    ResponderEliminar
  21. Debora si es un secreto mas grande y antiguo que las piramides de Egipto! ;)

    ResponderEliminar
  22. Podría conocer en que fuentes te basaste, para arribar a esta conclusión sobre Túnel de los ídolos? Debbie

    ResponderEliminar
  23. http://www.enigma-tico.com/2015/images/stories/imagenes/fotos-museo-grecia.jpg

    ResponderEliminar
  24. https://www.youtube.com/watch?v=xwnOLiQtepk

    ResponderEliminar
  25. Los restos de la Atlantis de Platon y los templos de oro.

    ResponderEliminar
  26. Más sobre EL DORADO, las minas del rey salomon y las tribus perdidas de Israel.
    https://www.youtube.com/watch?v=r0IMwe9M42U

    ResponderEliminar
  27. Hablas de tunel en tu libro Debora?
    Saludos!

    ResponderEliminar
  28. No hablo de este túnel en mi libro, hay poca información aunque se suponía una vinculación con lo registrado en Ecuador, pero ahora quedó en la nada. Débora

    ResponderEliminar
  29. Gracias Debora, si el tunel sigue oculto y su misterio tambien!

    ResponderEliminar
  30. Tanto "misterio" se debe a que no existe nada de esto. Es una historia inventada. ¿Protección a la familia? jajaja. Yo soy de Cervantes de Cartago y les aseguro que nada de eso existe acá.

    ResponderEliminar
  31. https://www.facebook.com/enigmasdecostarica.cr/photos/a.1480234972193765.1073741827.1480231958860733/1692676290949631/?type=1&theater

    ResponderEliminar
  32. puès si làstima que por el momento todo este misticismo lo que refleja es como sigue el huaquerismo en el paìs y el poco valor que se le da al pasado precolombino ... si lo ùnico que les mueve es la avaricia

    ResponderEliminar
  33. piramide escondida costa rica cerro de los indios 2da entrada al submundo
    https://www.youtube.com/watch?v=aSQVJNuFZGg

    ResponderEliminar