18 de junio de 2008

La Leyenda de los Hav -Musuvs

La leyenda de los Hav - Musuvs



Los indios navajos de Nuevo México, Arizona, Utah y Colorado cuentan una leyenda muy misteriosa y que deja mucho que pensar, acerca de los legendarios "Hav Musuvs".



Este es un fragmento de esta leyenda:

Hace muchos años atrás, unos seres de piel dorada, con largos cabellos negros, los Hav-Musuvs, llegaron a lo que hoy llamamos el valle de la Muerte. Era entonces una región fértil y tupida de hierba verde.
Estos seres arribaron a bordo de grandes naves rápidas, anclaron en el Golfo de California y edificaron sus ciudades en el interior de espaciosas cavernas. En el curso de los siglos el clima cambió y la región - el mar se había retirado como consecuencia de un cataclismo - se convirtió en una zona desértica.
Entonces los Hav- Musuvs no utilizaron más son grandes navíos veloces, sino que construyeron lanchas voladoras. "

En la leyenda estos artefactos vienen descritos como dotados de alas color plateado. Además se dice que hacían un ruido semejante al ronroneo de un motor y "volaban como águilas". Pero según el chaman (que contó la historia) "Los Hav - Musuvs cabalgaban extraños animales, blancos como la nieve y desconocidos en aquellos lugares. En el transcurso de los tiempos los hombres de piel dorada construyeron aparatos cada vez de mayores dimensiones y que volaban silenciosamente.
Estos seres extraños poseían armas que paralizaban de terror a las razas aborígenes: un pequeño tubo que ardía, privando de todo movimiento durante varias horas y dando la impresión de haber sido picados por una lluvia de espinas de cactos". Esto parece más como de descarga eléctrica.

Después de la llegada de los conquistadores al Nuevo Continente, los Hav Musuvs cesaron de volar y nadie los volvió a ver jamás. Pero s recuerdo ha prevalecido.


Además en consonancia con estas tradiciones, debe recordarse que el Valle de la Muerte, ese territorio desolado, estéril y desértico, fue llamado en otro tiempo Tomehsa, el Valle MAGNÍFICO, por los antepasados de indios actuales.

George Hunt Williamson en 1952 vivió con los indios de Minnesota estudiando su folklore, y le contaron que a menudo veían discos volantes que se desplazaban silenciosos y que a veces chocaban contra la tierra. Aseguran que antes de que llegaron los europeos los tripulantes de esos misteriosos ingenios se mezclaron con frecuentemente con ellos, y que además deben a esos contactos muchos de sus conocimientos. Así mismo, creen en su retorno.

Debajo del desierto de Arizona, aseguran, hay largos caminos subterráneos que conducen a cavernas, habitadas todavía, por tan misteriosos seres.

Al Sur de California, existe otra leyenda esta vez avalado por Tom Wilson, un famoso guía "cahroc", aseguraba que su abuelo se había internado por una galería del desierto de Mojave, a través de la cual accedió a una gruta iluminada por una extraña fluorescencia verdosa. Los habitantes que encontró en ese lugar eran pacíficos, de piel blanca, tenían un lenguaje no identificado, y unas ropas confeccionadas con un material parecido al cuero.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada