8 de agosto de 2008

Los Misteriosos Mayas

Los Misteriosos Mayas

Débora Goldstern


En 1841 se conoció "Incidentes de Viajes a Centroamérica, Chiapas y Yucatán" del por entonces diplomático y viajero estadounidense, John LLoyd Stephens.

En el volumen II de esta obra se encuentra una extraña referencia sobre una misteriosa piedra guatemalteca.

Según Stephens "en una pequeña colina que dominaba una ciudad maya se alzaba un pequeño edificio redondo de aproximadamente 1.80 m de altura.

Al entrar en ese edificio uno se encontraba ante un pedestal hecho de una sustancia brillante, parecida al vidrio, pero cuya naturaleza no se ha comprobado.

Era aquí donde los jueces mayas se reunían y presidían los tribunales. Sus decisiones no eran definitivas, sino que eran necesario que contaran con la afirmación de la deidad, que se aparecía ante ellos sobre la superficie de una piedra negra y transparente".

Si la deidad se aparecía el prisionero era castigado, de lo contrario se lo liberaba.

La piedra oráculo luego fue cortada y un trozo de la misma fue transportada a la Iglesia de Tecpan, una de las más importantes de Guatemala, donde en la actualidad forma parte del altar mayor.

Los autores Eric y Craig Umland se preguntan en "Misterios de los Antiguos: los primeros visitantes del espacio y los mayas" (1978), si ese misterioso oráculo en forma de piedra no sería un "aparato de televisor".

¿Televisión u órdenes lejanas trasmitidas a través de la piedra por entidades desconocidas?

¿Aparato de control? Esto último corre por nuestra cuenta.

Teoría arriesgada pero no imposible ...



Popol Vuh Maya Part 1

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada