15 de febrero de 2012

Capilla del Monte - Corazón Espiritual de la Argentina - Débora Goldstern


Capilla del Monte

Corazón Espiritual de la Argentina

Débora Goldstern©




Mi primera visita a Capilla del Monte se remonta a 2009. En aquella oportunidad, lo hice en calidad de turista, muy distinto a este Enero del 2012, donde se me convocó como conferencista para hablar sobre los estudios subterráneos, que desde este Blog venimos llevando adelante desde el 2008, aunque quién escribe se inició en estas investigaciones en el 2004, año, que tomé contacto con la Cueva de los Tayos.

Fueron gracias a las gestiones del amigo Fernando Diz, todo un referente en la localidad en cuanto a estos temas, y conductor de uno de los programas más importantes de la zona, Cielos Profundos, que mi presencia en tierras cordobesas llegó a buen puerto.

La expectativa en lo personal era enorme, así como las incógnitas acerca de cómo sería recibida mi propuesta, la cual, por cierto, difería fuertemente de la óptica tratada cuando se aborda la cuestión subterránea. Desde el vamos sabía no me sería fácil, teniendo en cuenta la postura que desde hace tiempo tomé como bandera, donde una visión menos complaciente impera.


Sabido es por los lectores de Crónica Subterránea, que el factor extra e intraterrestre, tienen una lectura un tanto distinta a la desarrollada por otros sitios, siendo nuestra visión de corte más crítico. 

Nuestro enfoque está más orientado al estudio del pasado de los Andes, donde la historia adquiere un valor importante, factor, no siempre tenido en cuenta a la hora de realizar análisis sobre los enigmas sudamericano, que para algunos pasa por la visión a lo “History Channel”, quién en sus incursiones andinas suele reducir la mayoría de estos misterios a la cuestión extraterrestre.

Entendemos que presentado literalmente esta concepción, lleva al desvío de la verdadera discusión que desde Crónica Subterránea ya hace mucho iniciamos, y cuyo objetivo es recuperar la memoria perdida de esta parte del continente, la cual reclama urgente reparación.

El acercamiento que hace tres años tuve con Capilla del Monte, me fue poniendo en guardia sobre el panorama imperante en cuanto a la cuestión esotérica y ufológica, dos de los factores dominantes cuando se trata de desarrollar los enigmas encerrados en este enclave, y sede del majestuoso Uritorco.


Recuerdo mi encuentro con algunos de los personajes emblemáticos, como por ejemplo Héctor Picco, además de Jorge Suárez, dos de los pilares importantes del lugar.

También vienen a la memoria, mis paseos por aquellos sitios claves, y tanta veces evocados en infinidad de relatos, los cuales pasaron revista ante mis ojos. Los Terrones, Las Gemelas, Paso del Indio, Las Grutas de Ongamira, mi ascenso al mítico cerro, en fin, toda una serie de sensaciones las cuales me fueron aportando datos, sobre un lugar que para muchos se revela como el corazón espiritual de la Argentina.


Sumado a eso, la “cuestión ERKS”, mítica ciudad subterránea y objeto de furibundas búsquedas a la par de interminables pláticas, que por toda Capilla resuenan.

Un breve repaso rápido de aquella primera visita, daba cuenta de un sitio que a la manera de gigantesco imán, atrae no solo las creencias más variadas, funcionando como un poderoso condensador de energías, que en su seno suele atrapar de tanto en tanto, a cientos de visitantes, los cuales, terminan abandonando todo, subyugados por Capilla, trasladándose al lugar ya en calidad de residentes.

En esta curiosa mezcla dónde autóctono y foráneo se confunden todo el tiempo, Capilla del Monte se enarbola como un estandarte especial, capaz de sacudir y provocar las reacciones más diversas, volviéndolo un enclave irresistible para todos aquellos que se acercan a sus dominios.


Estas y otras reflexiones marcaron un poco la previa de mi visita, preparándome para estas jornadas, donde por vez primera mi voz sería escuchada por el público capillense, voz, que como digo, difería de las propuestas que en la materia suelen abundar en el paraje cordobés.

Mi arribo a Capilla del Monte tuvo lugar el jueves 19 de Enero, un día antes de mi exposición, y que desde el vamos estuvo consagrada a la difusión en materia de publicidad, con una gran preponderancia de radio como medio imperante, donde entrevistas de todo tipo me fueron realizadas por los programas más importantes de la zona, sorprendiéndose muchos de los interlocutores por el enfoque presentado, siendo poco común en cuanto al tratamiento de estos temas. El desafío estaba planteado.

Ya liberada de mis obligaciones mediáticas, me dispuse a recorrer la ciudad, teniendo como base la famosa Calle Techada, uno de los orgullos locales, y que siempre cuenta con gran afluencia de visitantes.


Sin embargo una primera impresión indicó una cierta merma en calidad de turismo, así como inquietudes en cuanto a lo económico, estado que se reflejaba en el cierre de algunos negocios dedicados al rubro gastronómico. Rumores de quiebre municipal sobrevolaban por lo bajo, aunado a la problemática del agua debido a una interminable sequía. El panorama se auguraba complicado.

Aún así nada podía modificar la sensación de estar ante un lugar sagrado, con problemas, sí, como todos en el resto de la Argentina, pero a su vez, diferente.

Y es que el cerro Uritorco me lo recordaba cada vez que alzaba mi vista para contemplarlo, erigiéndose a la distancia como algo inmutable y sereno, teñido por un halo azulado, convirtiéndose en uno de los momentos mágicos que hacían dejar de lado cualquier incomodidad presente.

No era difícil imaginar que tal vez la ciudadela perdida de ERKS pudiera ocultarse en sus faldas, porque de existir un lugar donde la divinidad comulga con el hombre, ese sitio lleva el nombre de Uritorco.

Finalmente los encuentros con el público del cerro mágico tuvieron lugar, desarrollándose durante dos jornadas nocturnas en la Carpa de Tiziano, plena Techada, donde se dio cita una concurrencia de variada edad, y que entusiasta concurrió a la convocatoria subterránea.Podemos decir que este primer acercamiento fue muy positivo, encontrándonos con una audiencia más que receptiva, aunque por momentos privó cierta controversia, al establecerse la postura extraterrestre antes mencionada.

Sin embargo debemos decir que pudimos comunicar la idea de una América oculta en cuanto a ciertos aspectos históricos, donde la existencia de estos túneles tienen una razón de ser, que lejos de los lugares comunes, como puede ser la cuestión intraterrena tan en boga en estos días, puede ser abordado desde otra perspectiva, más novedosa por sus implicancias futuras, que de comprobarse en su totalidad, podría incluso alterar el curso de la historia de este continente tal cual conocemos.

Las opiniones que puede escuchar durante la conferencia, marcaron ciertas pautas en cuanto como este tema calaba dentro de los asistentes, observando escaso conocimientos cuando se trata de dilucidar el hermetismo americano vinculándola a la cuestión subterránea.Términos como “América Naga, o Serpiente”, así como la caverna como “sinónimo del corazón” y la “búsqueda interna”, parecían estar ausentes del lenguaje diario,  lo cual me hizo ver la necesidad de ahondar en esta realidad más iniciática, pero no menos importante, trabajo que me impuse como tarea para el blog.

Cuestión no menor y que amerita cierta reflexión, encuentra en los sucesos del 11-11-11 ciertas claves que permiten comprender hacia donde se dirige Capilla del Monte en cuanto a ciertos temas, y que es necesario descifrar en su totalidad para entender como este proceso influye en el ánimo local.

Hago hincapié en este acontecimiento que como sabemos alcanzó trascendencia mundial, puesto creo señala un camino que bordea lo peligroso, y donde el factor esotérico una vez más es puesto a prueba, resultando en una mezcla confusa de teorías new ages, que ya creíamos superadas. 

Aunque debería, no será ahora cuando daré mi opinión sobre el ¿fenómeno? de Matías Destéfano, el ¿índigo? argentino que lideró la movida del 11-11-11, ya habrá tiempo durante el año para desarrollarlo con tranquilidad dentro del espacio de Crónica Subterránea.

No obstante, su presencia es un preámbulo que no puede pasarse por alto, indicando un cierto retroceso en cuanto a lo espiritual, proceso, que no de revertirse, amenaza con alejar a Capilla del Monte de su verdadero fin trascedente aunque por ahora oculto, el cual urge por revelarse, el cual tiene al misterio subterráneo como uno de sus máximos exponentes.

Queda pendiente el tema de ERKS, enigma que no sucumbe y sigue abriendo nuevos interrogantes. ¿Existe? ¿Es posible encontrar entradas físicas lejos del misticismo imperante? ¿Túneles tal vez? 

Porque de Capilla aún no está todo dicho!

Continuará …


POSTALES DE CAPILLA DEL MONTE



El imponente Uritorco

Dentro de la famosa Capillla de 
nombre homónimo, 
que se cree guarda 
símbología templaria.

La svástika dentro de la Capilla 

Fernando Diz 

El fascinante Pueblo Encanto, 
lugar emblemático.

Pueblo Encanto. 
Allí se realizó la convergencia 
del 11-11-11.

Conferencia del 21-01-12.

Mi compañero de vida,
Fernando Gabriel Maidana


TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS©


SOL INTERNO - Programa 6 - Jueves 19.01.2012 
Reportaje que me realizaran Raphaello Crouzeilles y An Chindamo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada