23 de abril de 2012

Alan Stivelman - Humano - Entrevista Exclusiva - Débora Goldstern


Alan Stivelman
“Humano”
Entrevista Exclusiva
Débora Goldstern©





Hace dos años un joven realizador llamado Alan Stivelman, tomó contacto con esta investigadora, pidiéndole asesorara en algunas cuestiones tratadas dentro de Crónica Subterránea.

Admito que al principio dudé, y hasta rehuí un poco de nuestro contacto, pensando que debido a su juventud, Alan apenas rozaba los 24 años en ese entonces, no estaría capacitado para profundizar en algunos temas fundamentales del blog, los cuales requieren un mayor compromiso y hasta cierta adultez.

Claro que el tiempo demostraría lo equivocada de mi percepción, haciéndome ver mi error, puesto que Alan Stivelman se transformaría no solo en uno de mis mejores amigos, sino además, en una de las pocas personas donde el llamado de los Andes sería entendido.

Actualmente se encuentra preparando el film Humano, donde la cuestión andina tiene el rol principal. De estas y otras cuestiones trata este reportaje que hoy en exclusiva entregamos a los seguidores de Crónica Subterránea, demostrando porque el futuro por venir tiene nombre sudamericano.

Atienda el lector!

 “Humano” supone un hito distinto dentro de la filmografía argentina, y te sitúa como uno de los realizadores más prometedores del medio, lo cual invita a preguntarse, que lleva a un director tan joven a interesarse en una temática como es el caso de los Andes, generalmente reservada a territorio de adultos.

No fue algo que me propuse. En realidad la curiosidad despertó al joven Alan, no tanto al director. Son temáticas difíciles de abordar desde el punto de vista cinematográfico, ya que durante la realización de “Humano” me preguntaba: ¿cómo se puede abordar el tema del mundo invisible, y generar verosimilitud? Hace años que Los Andes es un tópico que me fascina, por suerte, al ir allá me encontré con un mundo totalmente desconocido y muy familiar (valga la contradicción). Todavía tengo intenciones de seguir trabajando con el mundo andino en otros proyectos cinematográficos, entre uno de ellos es un guión de ficción.

El film plantea desde el vamos, una búsqueda de respuestas a temas universales, y que incluso puede verse como el abordaje hacia un camino iniciático, donde los Andes son la ruta principal. ¿Coincidís?

Totalmente de acuerdo. Lo que sucedió con Humano fue un fenómeno de transformación personal, nunca me propuse que sea un viaje iniciático. Lo iniciático me encontró a mí. Yo fui a encontrarme con el Titicaca, lago que vengo estudiando hace un par de años ya y que tenía la necesidad de conocer físicamente. Por las “causalidades” de la vida, la investigación me lleva a toparme con un sacerdote andino, uno de los seres más especiales que conocí en mi vida. Él me guió por los saberes ancestrales de su cultura, que está completamente emparentada con investigaciones occidentales acerca de los mundos subterráneos, teorías de antiguos astronautas, etc. Ni bien lo conocí, me abrió su propio torrente de información sin poner filtros a la comunicación. La crisis se me presentó. Todo el bagaje de información que tenía presente sobre los misterios de Los Andes, me fue corroborado por un sacerdote que nació a cinco mil metros sobre el nivel del mar, alejado de cualquier contacto con el mundo exterior. Supe que todo podía ser verdad, y me dio miedo. Ya no era solamente jugar a ser Indiana Jones con una cámara. Tuve otra responsabilidad que me costó asumirla, dos meses de intenso viaje fueron requeridos.

La filmografía argentina generalmente es poco propensa a plasmar en imágenes, historias vinculadas al pasado latinoamericano, especialmente de corte indigenista. Para el medio argentino, el territorio andino se siente como un espacio lejano a pesar de la cercanía limítrofe, visión sesgada por antiguos prejuicios donde el escenario europeo se impone al sudamericano. Sin embargo la crisis del 2001 y el aislamiento internacional, parecen operar un cambio dentro de la mentalidad local, que empieza a interesarse por estas temáticas ¿Crees estamos ante un cambio de paradigmas?

El cambio de paradigma ya se está presentando, y con ello también un choque de fuerzas antagónicas. Los secretos de nuestra Sudamérica están ahí, no se fueron. Esperan ser sacados a la luz. Pero, ¿cuáles son las consecuencias de que esos misterios se revelen? Para el hombre su libertad, para el statu quo dominante, su desaparición o su adaptación a este nuevo cambio de paradigma. Creo que para que esto se establezca, debemos unirnos principalmente la gente que siente que algo está mal en el sistema y no sabe cómo exteriorizarla. Porque el statu quo principalmente se encargó de inhabilitar emocionalmente, físicamente y mentalmente a las personas de que tomen acción. La unión hace la fuerza, y lo hace de una manera excepcional. Humano habla de ello, de que es el humano, de sus capacidades ilimitadas, de sus poderes latentes. Cada vez se intenta silenciar más, y con mayor censura. Depende de nosotros que las voces de Sudamérica no callen nuevamente.  Hoy en día, la sabiduría ancestral andina está en peligro de extinción. Los alto misayoc (sumos sacerdotes andinos) cuentan que su cultura está al borde de la desaparición, ellos saben que es inminente su extinción, pero remarcan que su espiritualidad será la llama viva que traeremos la gente de occidente para iluminar al mundo. Ellos cuentan que a partir de 1980, una suma sacerdote realizó un “despacho” una técnica ancestral dada por los Saqras (logré hacer un paralelismo con lo que hoy en día son llamados Reptilianos, Annunakis según Sitchin) en tiempos lejanos para combatir con los Chullpas (¿Atlantes?, ¿Lemurianos?). Esta técnica aún perdura y es propia de los Qeros, la gente no sabe su origen ni lo pregunta. La sacerdota realizó el despacho para pedirle a la Pachamama un nuevo cambio, la venida del nuevo Pachaquteq. Pero como consecuencia del despacho nació la corrupción material en Qeros. Empezaron a emigrar de las comunidades, hacer abuso de lo material, perder poco a poco la conexión con los apus (espíritus tutelares de las montañas), con la propia Pachamama. Pero como efecto positivo, su espiritualidad fue conocida para el mundo exterior y gracias a ello, por ejemplo se pudo realizar “Humano” y dar a conocer la información que se alberga en las más remotas piedras de nuestra hermosa Tierra.

Generalmente los grandes chamanes andinos, así como los detentores del conocimiento ancestral, suelen ser reacios en cuanto a compartir antiguos saberes, alegando un secretismo de escuela que impide profundizar en ciertas cuestiones, en especial las de índole esotéricas e iniciáticas. ¿Te costó romper ese cerco?

Fue al revés. Al paqo (sacerdote) le costó romper el cerco hacia mí, yo no tuve que forzar nada. Digamos que me encontré con lo opuesto a un sacerdote celoso de su información. Claramente tuvo que ser así, de lo contrario “Humano” hubiera sido una película de imágenes y no de conceptos. Ellos saben que estamos entrando a un tiempo donde no hay vuelta atrás. El libre albedrio es tan fuerte como ley, que si no nos hacemos cargo de quienes somos, a donde vamos y de dónde venimos, realmente corre peligro la Tierra y nosotros como seres que la habitan y cuidan. Con esto no quiero traer la voz del miedo, la alarma de la catástrofe porque está lejos de ser ese el objetivo. Pero sí es importante ser conscientes todo el tiempo, un segundo donde no somos conscientes de una acción, de una palabra, puede traer devastadores consecuencias para nosotros mismos, para el otro o para nuestra Tierra. Los Andes es el mejor puente para equilibrarnos como seres. El que busca, encuentra. El que quiere oír, que oiga y el que no lo siento mucho. La información en Los Andes fluye libremente, pero no así sus misterios. Todavía hay importantes objetos mágicos que usaban los Chullpas para lograr un equilibrio en el planeta. Esos objetos aún hoy están en manos (consciente o inconscientemente) de la cultura dominante. Los templos tienen un precio para ser visitados, hoy solamente se utiliza con fines turísticos. Es parte del nuevo cambio de paradigma que se activen esos portales del conocimiento, por algo perduran con el correr de los siglos. No son museos. Son templos del saber. No son solo parte de la cultura andina, son parte de la cultura de nuestros ancestros, de los Chullpas, de los Wiracochas. Los andinos son posteriores, y ellos usaron ese conocimiento para su evolución. Hoy está en nosotros volver a recuperar esos templos, y salir entre todos de la cárcel mental que estamos sumergidos.

Con la llegada de la Conquista, el continente americano sufre no solo espolio económico, sino que su herencia cultural es virtualmente arrasada, borrándose cualquier huella en cuanto a su pasado histórico el cual queda relegado a un papel menor, y de poca importancia como centro civilizador. Hasta el día de la fecha la idea de un continente joven e hijo de migraciones suele imperar en la mayoría de los manuales de escuela. En Humano se apunta a la idea de unos Andes silenciados, sugiriéndose que la historia pasada necesita ser urgentemente revisada ¿Estamos a punto de quebrar esa mordaza?

Ojalá así sea. Desde chico siempre supe que lo que me enseñaban era un cuento incompleto, vengo de una familia judía tradicional pero siempre negué a aceptar la religión como una verdad. Cualquier tipo de religión. En Los Andes me enseñaron que tenía que abrazar a mis antepasados, a mi linaje, a mi religión, porque ellos fueron los que me impulsaron a realizarlo. Ellos están pidiendo que les devuelvan su identidad, mis ancestros que son los de todos. Lo que siento es que la gente que tiene la voz de la “verdad”, principalmente los academicistas. Antes me daba mucha rabia la soberbia del mundo académico y las pocas ganas de dialogar que había en ciertos círculos. Hoy, con humildad, con serenidad pido a los académicos que revisen, que escuchen, que NO TENGAN MIEDO a quedar en ridículo frente a sus pares. Los que se mofan de otro paradigma, son los condenados del mañana. Para muchos los que decimos que probablemente la vida en la Tierra comenzó en Los Andes y con intervenciones de otros seres, nos ven como gente que tendría que estar en un cuarto blanco con un chaleco muy bonito preparado para nosotros. No tengamos miedo de decir otra verdad a la que leímos en un libro que fue diseñado íntegramente para que no pensemos libremente. Solo repetimos lo que un señor de corbata, aristócrata dijo que teníamos que aprender. Ya el cambio no es individual, sino colectivo. Entre todos podemos desenmarañan que hay de verdad en nuestra propia Tierra.

Entiendo estás en proceso de edición en cuanto Humano, así como en la búsqueda de financiación para poder finalizarlo ¿Cuán avanzada están esas gestiones, y como se puede colaborar con el proyecto?

Como se imaginarán es una película difícil de comprender si uno no está abierto, así como la búsqueda de financiamiento. Para el financista implica un riesgo, “ideológico” quizás. Hemos presentado al INCAA (Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales) para conseguir fondos para la post-producción, pero aún no tenemos novedades. También hemos hecho una campaña de financiamiento masivo, donde la gente se involucra e invierte dinero a cambio de una retribución (Edición Limitada del DVD, Postal, etc). Esta campaña está aún vigente en www.indiegogo.com/humano , en Argentina aún es un sistema que la gente no está acostumbrada. Es por ello que en Estados Unidos y Europa es furor, porque la tecnología está al servicio del día así como los recursos económicos. Nuestro objetivo es llegar a esos filántropos, veremos que tal nos va. Tengo planes de regresar nuevamente a filmar algunas escenas extras que reforzarían la idea del mundo invisible y como esos rituales ayudarían a el nuevo cambio de paradigma se establezca con mayor armonía.

Pregunta final y obligada ¿Cuál sería tu recomendación, para todos aquellos que recién se inician en este camino?

No tengan miedo de pensar libremente, de ser juzgados y sepan que no estamos solos. El statu quo quiere la individualización del ser, pero lo que proponemos es hacer fuerza en donde nunca la hubo. Te agradezco a vos Débora por tan maravillosa entrevista, y ser una acérrima defensora de una verdad.


ALAN STIVELMAN
INFINITAS GRACIAS!!!!


Datos biográficos:

Alan Stivelman nació el 14 de Agosto de 1986 en la Ciudad de Buenos Aires, Argentina. Artista polifacético, estudió cine, dramaturgia, fotografía, clown, actuación, teatro de títeres y taiko (tambores japoneses). Estudió cine en el CIEVYC y dramaturgia con los maestros Mauricio Kartun y Ariel Barchilón a los cuales les debe la pasión y la didáctica a la hora de escribir. Su filosofía de vida es mejorar el mundo a través de una revolución poética. En el 2009 funda Pierrot Cine, el sueño de una productora cinematográfica. 

En Abril de 2010 graba su primer cortometraje de ficción titulado “Capitán Bola Ocho” íntegramente financiado por Pierrot Cine. Durante el 2011 continua escribiendo y dirigiendo con el resultado de dos cortometrajes, el primero titulado “Samadhi” y el otro “Camaleón” que resultó ser ganador del concurso del INCAA “Futbol y otras pasiones argentinas”. 

Desde el 2010 investiga el mundo andino y sus misterios arqueológicos, uno de ellos lo sorprende gratamente y escribe “El llamado del lago sagrado” que está en proceso de financiamiento. En el 2011 viaja a Los Andes con el propósito de volver con una película en sus manos, “Humano” es el resultado de dicho viaje. Actualmente se encuentra pre-produciendo su primer largometraje de ficción “Zara”.

5 comentarios:

  1. buena entrevista, como dice Kim Dotcom director de Megaupload: << los documentales muestran lo que el periodismo calla >>. Y es cierto, los documentales son una alternativa muy valiosa.

    Edgard

    ResponderEliminar
  2. Muchas Gracias Edgard. Totalmente de acuerdo, las voces más importantes no son parte de los medios ...

    Debbie

    ResponderEliminar
  3. donde se puede ver el documental?

    ResponderEliminar
  4. Hola:

    Aún está en producción, no se estrenó, tan solo circula el trailer. En cuanto se estrene avisaremos.

    Débora

    ResponderEliminar
  5. Estimada, hermana:

    Vengo de los Andes y no puedo estar de acuerdo con usted cuando afirma que la temática Andina es algo reservado, generalmente, para un público adulto y maduro. Y que solo ellos están capacitados para comprender ciertos temas.

    Déjeme decirle, con todo respeto, que nuestra tradición, nuestro legado, nuestra espiritualidad y hasta nuestros propios enigmas estarán siempre abiertos a cualquier corazón que desee profundizar y conectar con estos conocimientos que son, en esencia. patrimonio de toda la humanidad. No importa si eres niño, joven o anciano, todos somos hermanos y todos somos dignos.

    Soy un joven de 26 años que gusta de su blog y comprende cada cosa que lee en este espacio.

    Reciba un fraternal saludo desde Peru.

    ResponderEliminar