5 de abril de 2013

El Blog Recomendado - Débora Goldstern - Entrevista de Posta Revista Digital



El Blog Recomendado
Débora Goldstern
Entrevista de "Posta Revista Digital"



Agradezco a Maricel Di Genno por la entrevista realizada!
Sin el temor al ridículo que sostiene aún la indiferencia social, Débora realiza sus propias pesquisas y busca más allá de las certezas. Todo lo que revela en sus escritos ha sido investigado, ha recorrido el camino de su movilizada curiosidad. 
Esta mujer tiene un blog reconocido en el género desde hace algunos años: “Crónicas subterráneas”. Allí, además de sus notas, publica entrevistas que realiza con audacia tanto a consagrados ensayistas como a “talentos ignorados” del ámbito del esoterismo o la ufología.
Bibliotecaria de Profesión, porteña de nacimiento, cuenta con más de quince años especializándose en el estudio de las civilizaciones andinas desaparecidas. 

Es consultora, de la prestigiosa revista Ufo Brasil. Sus trabajos recibieron atención no solo de Latinoamérica, sino también de Europa y USA. Es convocada regularmente en programas de radio, tv, y documentales.  

Actualmente prepara su primer libro, que tratará sobre América Subterránea.

Recientemente el grupo de origen español, Bohic Ruz Explorer, liderado por el investigador catalán, Anselm Pi Rambla, la acaba de designar flamante miembro de su Departamento de Investigación.

Desde al año pasado, publicamos sus artículos más relevantes en PostA, ya que entablamos con ella contacto gracias a sus intervenciones en el programa radial de Fernando Rabbia. 

Hoy la entrevistamos, para que quienes la siguen, sepan un poco más sobre ella. Una buscadora empedernida de sus misterios. Acuariana, rebelde, y testaruda, sobre todo esto último jajja! 

¿Qué podemos decirles a tus lectores aquí en el centro del país... quien es Débora?

Hola, primero que nada te doy las gracias por convocarme para esta entrevista. Quién te escribe es ante todo una terrible curiosa, motivada por profundizar en la historia de este continente y sus enigmas. 

¿A qué te dedicás? 
Soy bibliotecaria. Como profesional, me desempeño desde hace once años en la Universidad Abierta Interamericana. La profesión es mi cable a tierra, la cual me enseñó a disciplinarme en mi trabajo paralelo como investigadora y escritora.

¿Qué búsquedas personales has hecho hasta elegir este presente?
Digamos que la búsqueda principal te la reduzco a una sola, saber, que ocurrió en el pasado de la tierra. Reencontrarme con aquello que aún queda por contar. A partir de allí, se inicia un largo camino, que cada vez va tomando más cuerpo, y madurez. 

¿Cómo fue que llegaste a querer ahondar sobre los temas que aborda tu espacio en "Crónicas subterráneas"?
Mi interés nace desde muy chica, aunque recién en los 90’ comencé a desarrollarme profesionalmente en estos temas, luego de emprender mi primer periplo andino. 

¿Desde cuándo lo publicás? 
Este año el blog se apresta a cumplir cinco años, ya que lo fundé en el 2008.

¿Quiénes son tus lectores asiduos? ¿Tenés diálogo con ellos?
Mi público abarca una fauna muy especial, compuesta por investigadores y colegas del medio, así como académicos, científicos, periodistas, escritores, un abanico de diferentes áreas, ya que se abordan varios tópicos dentro del blog. Trato de responder a todos los mensajes que me llegan, pero evito la idealización hacia mi trabajo y persona, no me gusta me tomen como ejemplo de nada, y tampoco seguidores fanáticos. Generalmente mucha gente se lleva una sorpresa con el blog, que aunque aborda una temática conocida dentro de estos temas, lo hace desde otra postura, y de una manera más frontal. Te diría soy de pocas pulgas, y algo cruda en mis exposiciones, por lo cual a veces siento, pierdo audiencia, no todos quieren confrontar o escuchar otras voces.

¿Cómo emprendés tus pesquisas?
Cuando el tiempo me lo permite, trato de viajar y hacer investigaciones in situ. Mi centro de operaciones desde hace algunos años, son los andes bolivianos y peruanos. Estudio sus culturas y vestigios arqueológicos, ahondando en sus enigmas subterráneos, así como en sus leyendas e historias antiguas. 

¿Es difícil conseguir entrevistas con profesionales de esta índole?
Digamos que la sección reportaje le brindó otro color al blog. Siento que lo hizo más dinámico. Aunque no soy periodista, llevo un poco en la sangre esa profesión, tratando de ingeniármelas lo mejor posible cuando se trata de hacer las entrevistas, y creo que a la larga eso se vio reflejado. Muchos se identifican con mi forma de preguntar. Me gusta mucho trabajar la trastienda, conseguir el “si” de figuras consagradas del medio, lo siento un poco como un desafío. Es una faceta, que digamos, disfruto mucho. También suelo convocar a mis reportajes a gente desconocida, me gusta un poco descubrir a talentos ignorados.

¿Cómo considerás la conciencia de los argentinos en la actualidad, en lo que a interpretaciones metafísicas se refiere?
Creo que el argentino es muy pragmático, no suele involucrarse mucho en estos temas, les cuesta profundizar, existe un poco de temor al ridículo, y hacia la mirada del otro, el famoso “que dirán”. 

¿No crees que somos bastante ignorantes de hechos de nuestra historia que podrían modificar nuestro futuro?
Más que ignorantes, te diría somos el producto de una educación que en materia histórica se empeña en mantenerse intacta, sin demasiados cambios. Hay muchos intereses que inciden en este estado de situación. 

¿Cuáles supones que serian las causas que nos siguen generando indiferencia o recelo con ciertos temas tan serios y profundos?
Más que nada, el recelo se nutre del “temor a lo desconocido”, y porque además, comprometerse en el estudio de estos temas, puede llevarte a terrenos fangosos, no todos pueden afrontarlos y salir ilesos, especialmente cuando se trata del campo esotérico. A veces algunos optan por “no conocer”, y los comprendo. Hace falta mucha disciplina, y mantener siempre el norte para no perderse en el camino.

¿Qué cambios pensás que sucederán en estos tiempos movilizados?
Muchos pensadores sostienen que los cambios se dan en materia de conciencia, pero en lo personal, siento cierta parálisis evolutiva, no somos tan radicalizados como esperaríamos. Las mayores transformaciones suelen darse en momentos de mucha tensión, cuando se origina un disparador inesperado que nos cambia la película. Me pregunto ¿cuál será el disparador que nos saque de esta apatía?, ya que ni lo económico y político parecen encauzar mayores rebeldías, tan sólo movimientos aislados. Asistimos a un exacerbamiento de la individualidad. Por ahora el “YO SOY” llegó para quedarse. Creo que el gran desafío a futuro es si realmente podremos encauzarnos como especie grupal, todos juntos hacia un mismo objetivo. Es una gran incógnita si podremos lograrlo. 

¡¡Gracias Débora por tu trabajo!!

Véase:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada