15 de diciembre de 2014

Débora Goldstern - El Mundo Subterráneo - Entrevista - Diego Arandojo

Débora Goldstern
El Mundo Subterráneo



Entrevista
Diego Arandojo©


  ¿Qué te llevó a interesarte por el estudio y la difusión de temáticas no convencionales?
El disparador lo inicia una experiencia temprana de corte ufológico, derivando más tarde en el estudio de civilizaciones desaparecidas.

¿Cómo surgió “Crónica Subterránea”?
El blog se inicia por una necesidad personal de contar con un espacio propio que sirviera para la difusión de mi trabajo, el cual hasta ese momento, dependía de otros sitios. Con el tiempo Crónica Subterránea fue ganando vida propia, ocupando un lugar en la red que antes de su irrupción me parece no existía. Mucha gente se sorprende con el tratamiento serio acerca de estos temas, generalmente muy mal desarrollados en el ambiente.

      Entre todas las entrevistas que realizaste en estos años, ¿cuáles sentís que son las más relevantes?
Los reportajes son una de las marcas de Crónica Subterránea, y que llevo adelante como una manera de dar voz al sitio, incorporando personalidades poco escuchadas en el medio. Me es difícil marcar relevancia en cuanto al valor testimonial aportado. Cada una de las entrevistas tiene su importancia, respondiendo a un momento específico. Sin embargo, rescato un caso imposible de soslayar por su significado en mi trabajo, que se produce con la salida a la luz de Anselm Pi Rambla, eligiendo Crónica Subterránea para romper un silencio impuesto de siete años, revelando detalles desconocidos de su labor subterránea en el Perú. No hay duda que aquella entrevista marca un avance significativo en cuanto a mi tarea.
    ¿Qué temas te apasionan más para investigar?
Además de las civilizaciones andinas, la historia no oficial ocupa un lugar de importancia. La cuestión subterránea por supuesto es otro de los tópicos abordados, que se complementa con el esoterismo de escuela y la ufología. Mi meta es buscar una línea asociativa en todos estos temas, evitando la dispersión.

   ¿Cómo encuadrarías tu trabajo en “Crónica Subterránea? ¿Investigación de campo, difusión?
Aunque la difusión ocupa un lugar central potenciado por el blog, la investigación constituye mi tarea principal, que no solo se realiza desde el clásico análisis de fuentes documentales y entrevistas, sino también cuando el tiempo lo permite, salir al exterior a proseguir mis estudios.

            En todo este tiempo, ¿te enfrentaste en alguna ocasión a algún visitante/comentarista agresivo?
Crónica Subterránea genera adhesiones muy disparares, atrayendo frentes no siempre amables en sus expresiones. En los años que llevo dirigiendo el sitio, vi de todo en cuanto a interacción de los internautas, desde opiniones bien plantadas, hasta agresiones de las más despiadadas encarnadas desde el anonimato. Generalmente si noto un comentario está generado tan solo por el odio, directamente lo censuro aunque me reste seguidores, aplicando un derecho natural de defensa. Pero debo decir, son los menos, no todos los navegantes revelan un comportamiento tan extremo. Aunque si me buscan, me encuentran, a las discusiones nunca las esquivo.


 ¿Cómo ves el panorama ufológico en América Latina? ¿Hay investigadores serios de este fenómeno?
El proceso ufológico latinoamericano, siempre se rigió por los dictados que en la materia impuso Estados Unidos. Esta verdad aunque cuestionada, queda en evidencia en el análisis de cualquier material bibliográfico publicado sobre el tema, donde el eje desarrollado, no escapa a esta realidad. Aunque a lo largo de tiempo se fundaron muchos grupos de estudio para tratar el fenómeno de “los no identificados”, pocos son los avances significativos. La ufología en Sudamérica sigue siendo muy conservadora en cuanto a su abordaje, donde el ovni se sigue tratando como un producto de la ingeniería extraterrestre, rechazándose generalmente otros factores en su construcción. Generalmente suelo tener muchas discusiones con algunos colegas, que se niegan abordar otras vías en cuanto al ufo, especialmente si se trata del orden espiritual u esotérica. Claro que este rechazo no contempla al contactismo, práctica muy aceptada aún en estas latitudes, donde no se advierte una lectura más crítica sobre la implicancia de mezclar el estudio ufológico con la llamada línea de contacto. La irrupción del movimiento exopolítico en la comunidad ufológica latina, supone otro punto de inflexión por la invasión de actores pocos confiables en sus discursos, contaminando en los últimos tiempos una escena de por si sensible. Realmente se necesitan nuevos protagonistas que den un golpe de timón, en cuanto a cómo posicionarse hoy día ante la problemática ovni dentro de Sudamérica.

¿Qué diferencias sustanciales encontrás entre la investigación OVNI/Paranormal del siglo XX y la del XXI? ¿Internet ayuda en la pesquisa o la complica?
Digamos que el siglo veinte fue la edad de oro en cuanto a desarrollo de estas asignaturas, capitalizado por investigadores realmente notables, difíciles de reemplazar. La actualidad del nuevo milenio lo encuentra procesando mucha información datada de aquella época, etapa, que llamo de transición y sin ruptura a la vista con los paradigmas antiguos. Esta paradoja se acentúa, al pensar este período como el más tecnificado en comparación a otras edades, y supondríamos estaríamos más avanzados en cuantos a la resolución de estos enigmas, llámese ufo o fenómeno paranormal, y sin embargo, no logramos pasar de grado. Hacen falta ajustes para iniciar el salto. Quizás el campo con más avances se esté verificando en la física cuántica, el cual intuyo de vital importancia en el abordaje paranormal y ufo.

¿Qué metas tenés a futuro con “Crónica Subterránea”?
Veo al blog como una entidad libre, sin ataduras y condicionamientos a la vista, por lo cual escapo a una idea de programa a futuro. No obstante el año próximo, la actividad subterránea será el tópico dominante, y que de alguna manera culmina ciclo iniciado una década atrás. Sin dudas 2015 es el año de Crónica Subterránea.

  ¿Cómo te definirías en unas pocas palabras?
“Solo creo en mis propias pesquisas”. Inconformista hasta el fin.


Esta entrevista fue publicada en LAFARIUM CUARTIQUIS, revista que dirige Diego Arandojo a quién agradezco su interés en mi trabajo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada