30 de abril de 2015

Brad Hunter - La Historia Detrás del Mito de Erks - Entrevista Exclusiva - Débora Goldstern

Brad Hunter
“La Historia Detrás del Mito de Erks”
Entrevista Exclusiva
Débora Goldstern©

Brad Hunter

Hoy Crónica Subterránea vuelve a centrarse en el enigma capillense por excelencia, con el escritor, estudioso, y periodista Brad Hunter, quién hace escasas semanas presentó flamante libro, "La Historia detrás del Mito de Erks", al cual tuve honor de prologar, y que cuenta en su desarrollo, con una profunda y exhaustiva investigación, fruto de largas horas de indagación, del llamado mito subterráneo argentino.

Sin duda una obra necesaria e imprescindible, que incluye el repaso por nombres claves acerca de éste misterio apasionante, así como datos poco conocidos, convirtiendo a este trabajo, en uno de los más completos del género.

Entrevista imperdible! Atienda el lector.


¿Cómo se produce tu acercamiento al misterio de Erks?
Primero y antes al acercamiento a la temática ERKS, ocurrió desde mi infancia  desde el primer día que visité Córdoba por primera vez, sentí una atracción muy grande por la provincia. Recuerdo en aquel primer viaje que transcurrió, si mal no recuerdo en el año 1969, haber tenido la primera experiencia de avistajes en Molinari, una localidad del Valle de Punilla, cercana a la Ciudad de Cosquín. Fue increíble que hace unos años revisando viejas fotos familiares, pude hallar fotos de aquel viaje y para mi sorpresa, en dos fotografías detrás de mí, aparecen naves fortuitas con la inconfundible apariencia de platos metálicos. En relación a ERKS, la primera vez que escuché hablar de su existencia,  fue a principio de los 90’s en una de las tantas reuniones esotéricas que asistí en una casa de San Isidro que solía organizar una discípula de Terrera. Todo empezó gracias a la gestión de la novia de un amigo, -hija de la dueña de la casa – quien me presentó a su madre y con quien hoy día sigo en contacto hablando de estos temas con frecuencia. Las charlas que  allí se realizaban solían reunir a individuos del mundo esotérico, místicos y personas ligadas al mundo científico de gran relevancia; contactos que provenían del marido de esta señora, quién es representante de equipamientos tecnológicos de última generación, y muy ligado a organismos científicos de importancia internacional.

Muchas de las personas que pasaron por esas reuniones, no son conocidas en los círculos abiertos y la mayoría mantenían un muy bajo perfil, prefiriendo mantenerse al margen de las presentaciones públicas. Uno de los pocos personajes conocidos de esas reuniones, y que tuve el gusto de conocer fue a Terrera. Recuerdo aún su forma enérgica de contar jugosas historias no sólo de ERKS y del Bastón de Mando, sino también del folclore místico argentino. También solía asistir uno de sus discípulos, el arquitecto Czerniawski quien aportara a la investigación una valiosa información testimonial y descriptiva, de la Ciudad de ERKS. Debo confesar que al principio descreía de todas las historias que allí se hablaban, hasta que un día uno de los personajes más extraños, quién solía ser centro de atención de las reuniones, para mi sorpresa, me dí cuenta que poseía avanzados poderes extrasensoriales, ya que comenzó a responderme a todo lo que pensaba. Fue así en un momento en que mis pensamientos se llenaron de dudas, me invitó a salir al jardín de la casa asegurándome que “tendría la prueba que necesitaba para creer”. Cuando respondo a su invitación, descubro, que arriba de la casa, había una luz que sin temor a equivocarme, puedo decir que lucía exactamente igual al objeto de aquella temprana experiencia en Córdoba. Al entrar de nuevo en el living donde se estaba llevando a cabo la reunión, estaba duro como una piedra, incapaz de emitir palabra alguna, sólo pude escuchar la voz de esta enigmática persona preguntándome: ¿Ahora te queda alguna duda?. Después de aquella noche solo quería una cosa: volver a Córdoba por respuestas. Desde ese día comencé a investigar por mí mismo el enigma de E.R.K.S.

Pregunta obligada: ¿Quién es o era éste personaje al que te referías? ya que no consta en ningún tipo de documento relacionado al tema ¿Alguien más lo conoció, que pueda dar testimonio de su existencia?
Algo me quedó claro desde un primer momento, sin lugar a dudas, existe una relación entre el misterio de los OVNIS, Córdoba y el enigma ERKS. No alcanzo aún las respuestas para poder descifrar como se arma esta relación, lo único que puedo decir, es que por aquellos años existía un grupo reducido de personas que conocían muy bien de que se trataba todo esto. Actualmente la cosa pasa más por “mistificar” aquellos conocimientos, así como a sus protagonistas, y muchos que hoy dicen tener contacto con los “seres” de ERKS, no aportaron mucho más a lo que ya se sabía en aquellos años; algo que en mi despierta mis dudas en relación al valor de lo que actualmente sucede en la escena “erkiana”.

Lo que puedo asegurar, es que no cabe en mí ninguna duda que Acoglanis no era el único que tenía asiduo contacto con ese supuesto reino intraterreno en las serranías de Córdoba. Aquel personaje que conocí era uno de esos protagonistas olvidados en la historia de ERKS. Entre los del grupo, lo llamaban “El Lama” por su pasividad y sabiduría y sólo aceptaba reunirse con ciertas personas, nunca se cruzó con personajes como Terrera y en una sola oportunidad aceptó cruzar algunas palabras con Pedro Romaniuk, quien después de haberlo conocido, dijo: “nunca hay que revelar quién es y para que vino. Ya que sin lugar a dudas está aquí para ayudarnos”.

Uno de los que puede dar fe de su existencia, es el legendario Don Hugo Jaime, conocido por todos los que visitaron la “Posta del Silencio”, ubicada en cercanías de Capilla del Monte. No hubo nada de lo que “el Lama” dijera en las reuniones, que no se cumpliera. Uno a uno detalló los descubrimientos que se harían, lo que sucedería con el Sol, las energías, etc. A diferencia de Acoglanis, “el Lama” tuvo una conexión más ligada a las altas esferas de la ciencia y nadie puede dar testimonio que alguna vez se acercara a Capilla del Monte, aunque hablaba de sus misterios como si se tratase de un lugareño. Se sabe que pasó años en los Estados Unidos, y que la NASA le otorgó “honoris causa” un título de Doctorado en Física (Ph.D), por sus conocimientos en tecnología aeroespacial, a pesar de que nadie le conociera un título adquirido profesionalmente “acá en la Tierra”. Hace poco pude contactar a uno de sus colaboradores quién entre otras cosas me contó que fue recibido fuera de protocolo por Neil Armstrong, cuando el astronauta después de viaje a la Luna arribara a Buenos Aires. Este dato me sirvió de mucho ya que, se podría relacionar con el porqué a Armstrong le pudo llegar “interesar” el tema subterráneo. También sabíamos que conocía casi todos los antiguos idiomas perdidos de la Tierra, hablaba y comprendía el Senzar, lengua que se atribuye a los Atlantes; además su colaborador me aseguró que en varias oportunidades habría accedido a la Biblioteca del Vaticano en donde se cree ayudó a traducir textos muy antiguos. Poseo otras historias fantásticas ligadas a esta persona, pero salen del contexto de la entrevista.

Aunque abunda mucho material publicado sobre el enigma capillense, digamos que este trabajo sorprende por los datos aportados, revelando un profundo conocimiento acerca del tema, llevando a posicionar esta obra del resto. Contame como se planificó la investigación.
No hubo una planificación específica ya que todo comienza como parte de una búsqueda personal de respuestas desde aquel primer viaje a Córdoba. Lo que si te puedo decir, es que aquellas reuniones me aportaron mucha información que no consta en los libros e historias conocidas sobre el tema y que mucha de dicha información no se limita a los Terrones, el Uritorico o Capilla del Monte. Actualmente todo quedó muy circunscripto a la región de Capilla y alrededores, pero ya por entonces se hablaba de otras partes de la provincia de Córdoba y se hacía mucho hincapié a Mendoza, Salta y fundamentalmente a las regiones serranas de Buenos Aires, Sierra de la Ventana, Tornquist, las lagunas de la zona, Saldungaray, Tandil y ciertas cuevas que existen en Olavarría. Al parecer la existencia de menhires en la zona, nos hablan de una presencia muy antigua en la región, y que extrañamente es ignorada por los historiadores y fue muy poco estudiada, a pesar que al parecer podría significar uno de los puntos arqueológicos donde se encierra uno de los mayores misterios en el país.

Volviendo a Córdoba, desde aquellos años, comencé a recopilar historias e investigaciones a lo posteriormente se sumó mi actividad como periodista, la cual me llevó a encarar el tema más “profesionalmente” en lo que respecta a su difusión. Por suerte dentro de la revista “El Planeta Urbano” en la cual trabajo desde hace más de 10 años, logré que me dieran una sección, la cual titulé “Planeta-X” y en sus páginas pude presentar muchos de los resultados de estas investigaciones, algunas de las cuales fueron integradas al libro. Sobre el tema, podríamos decir que existen “dos realidades”, unas que podríamos denominar “de contacto con otras realidades no físicas”, y otras las de “tercera dimensión”, que pueden rastrearse mediante la evidencia física. De las primeras, personalmente las tuve en varias oportunidades, pero podríamos decir que sólo quedan en eso: “experiencias personales”, y a pesar del impacto que producen en la persona que las experimenta, no sirven para evidenciar el estudio que requiere la demostración evidencial. Frente al valor de la comprobación evidencial, no tienen valor, ya que la frontera entre la “verdad” y la “mentira” en estos casos, depende de la credibilidad y honradez del propio testigo o testigos. Algo que sucede con los llamados “contactados” de los cuales se desconfía su credibilidad, a menos que como en el caso de Acoglanis, existían muchos testigos que corroboraban sus historias y experiencias. Lo que podríamos denominar “historia de ERKS” está formado de más de un 80% de este tipo de “realidad” a pesar que la misma está sustentada por fotografías, testimonios, experiencias; pero se cuenta con muy poca evidencia “física” de descubrimientos, las cuales es dificultoso relacionarlas a ERKS. Es muy común escuchar entre los creyentes, el argumento que habla de una “ciudad dimensional”; algo que es contradictorio ya que son los mismos “creyentes” quienes por el otro lado dicen escuchar el movimiento del “los espejos de ERKS”, y si algo se deja oír, es porque produce ruido y si lo hace, indefectiblemente tiene que ser algo físico y muy dimensional.

Lo cierto es que a diferencia de otras regiones atribuidas al mundo subterráneo, no tenemos hasta el momento “entradas físicas” como en el caso de las Cuevas de Los Tayos, que nos permitan ingresar a algún lugar en el que podamos encontrar algún tipo de evidencia, pudiendo así evidenciar su existencia. A pesar de ello, en las últimas investigaciones que pude realizar, los lugareños de distintas localidades relativamente cercanas, me han conducido a entradas de túneles, y que aunque no se pueden asegurar que sean artificiales, se relacionan con extrañas historias que cuentan con testigos de distinta índole.

Trabajando en el libro, pude investigar  un suceso relacionado a la calera de Malagueño que encierra muchos misterios, donde existe una historia muy peculiar que se relaciona a unos túneles que se descubrieron durante las excavaciones mineras, y de un fenómeno provocado por una voladura; ya que cuando fue impartida la orden por parte de los directores de la empresa, de volar las formaciones para evitar que lo hallado sea investigado y pare la explotación minera, la onda expansiva se proyectó subterráneamente alcanzando por debajo de la superficie a distintos poblados separados por decenas de kilómetros, evidenciando una posible conexión por un sistema de túneles. Creo que para sumar nuevos aportes al tema ERKS, hay que hacer más trabajo de campo, más búsquedas en museos, bibliotecas, en la Universidad de Córdoba y revisar los archivos olvidados de los que revelaron mucho de la historia antigua de la región como el gran Aníbal Montes, Guido Buffo, Leopoldo Lugones, Raymond Chaulot, Alberto Assadourian y otros tantos verdaderos investigadores del pasado de la región. Si lugar a dudas existe mucho por investigar, y eso es lo que me propuse hacer cuando comencé a dar vida al libro.

Angel Cristo Acoglanis
Hablar de Erks significa una inmediata vinculación con la figura de Cristo Acoglanis, figura principal al evocar el entramado intraterreno cordobés Personalmente ¿qué sensación te provoca repasar su historia?
La historia de Acoglanis la conozco a través de algunos de sus discípulos, entre los que más me contaron sus historias puedo nombrar a Roberto Villamil con quien comparto amistad y hemos trabajado juntos en la revista El Planeta Urbano. Con Roberto hemos compartido muchas charlas y entrevistas en la zona de Capilla, y me ha presentado a personas que compartieron anécdotas de los años de contacto con Acoglanis. Pero quiénes menos hablaron de sus anécdotas, están aquí en Buenos Aires, y no todo lo que rodea al afamado contactado es un halo de misticismo esotérico, sino, que se tejen muchos entramados políticos que eran propios de una época de primeros años de democracia, donde el peronismo místico de post guerra se había mezclado con estructuras de filosofía ariosófica, anti sinarquismo, y negocios oscuros de armas y drogas en conexión con el Medio Oriente. Ideologías y negocios de tráfico, que indirectamente influenciaron en el desenlace de la historia de Acoglanis de una forma poco mística, pero rodeada de mucho misterio más político que esotérico. Acoglanis tuvo un final que parecía surgido de una historia de espías más cercana a los “archivos de Odessa” que a la de un místico surgido del Tíbet. Pero sin lugar a dudas el  sanador y contactado, de pretendido origen “griego”, poseía mucha influencia no sólo por ser el sanador quiropráctico de muchas personalidades ligadas al poder, -algo que le permitía tocar y abrir puertas- sino también dentro del plano de lo misterioso, ya que sus contactos eran reales, y al igual que pudiese atestiguar en mis experiencias de años posteriores, estas personas parecían “ordenar” a voluntad cuando y donde aparecían las naves y entidades. Su mayor aporte al tema, quizás provinieron de sus escritos, los famosos dictados canalizados que se conocieron como los “Diarios de ERKS” una serie de dictámenes que relatan los pormenores organizativos, origen y misión de la ciudad de ERKS. Muchos de los misterios de Acoglanis, se perdieron con su muerte, silenciados para siempre. De sus papeles y escritos canalizados surgen los libros de Trigueirinho quien comenzó con sus libros a darle un entramado monádico al tema y adjuntando la historia de ERKS a la de Aurora y otros supuestos enclaves intraterrenos.

El tema con Trigueirinho es que el material entregado por Acoglanis, pareció agotarse en sus primeros libros “ERKS mundo intraterno” y “Señales de contacto” y aunque en posteriores publicaciones vuelve a mencionar a ERKS, ya no hay información relevante a sus encuentros con Acoglanis y el misterioso Sarumah; siendo esta dualidad uno de los misterios más grandes detrás del contactado. ¿Cómo se orquestaba esa relación? Nadie lo sabe realmente, aunque en este tipo de fenómenos existe algo que se denomina “walk-in” que consiste en la “incorporación” de un espíritu o una proyección desdoblada de un ser que con “aceptación del receptor” se manifiesta a través del soma, o cuerpo físico del incorporado.
A todo esto se le sumó las primeras visitas de Charlie y Sixto Paz Wells a la región, quienes señalaron a Capilla del Monte como punto de contacto de la Misión Rhama. La presencia de los Rhama se podría decir que “internacionalizó” al Uritorco como un punto caliente asociado al tema OVNI. Creo que aún hay mucha información que no salió a la luz, aún hay muchas personas que conocen historias y prefieren no contarlas o en algunos casos, no hablan porque “pincharían globos”, que hace mucho tiempo están siendo inflados, y que ya formaron parte de la leyenda. Cuando las historias, sean ciertas o no, se estructuran como mito y leyenda, a veces es mejor dejarlas como están, porque aclarar el tema perjudicaría más que lo que aportaría conocer su verdad.

Uno de los capítulos más especiales que se evocan dentro del libro, tienen a Guillermo Terrera como uno de los protagonistas claves, a quién además conociste en persona, lo cual te convierte en uno de los pocos testigos vivos, en cuanto a revelar aspectos desconocidos del polémico catedrático ¿Qué recuerdos te vienen a la memoria, al rememorar tu pasada vinculación con Terrera?
Estar en algunas reuniones con Terrera y haber ido a una que otra presentación, no me convierte en un gran conocedor de su tarea, solamente pude conocerlo y como bien decís, soy un testigo que pudo escuchar con sus palabras algo de su amplio repertorio de anécdotas e historias. Fue a través de algunos de sus alumnos que pude conocer más profundamente sus investigaciones y escritos, muchos de ellos hoy en día de muy difícil acceso, ya que Terrera editó muchos libros que hoy son muy difícil de conseguir, a menos que des con algún alumno dispuesto a prestar su más valioso tesoro. Terrera se distinguía por su ferviente nacionalismo, peronista de raza e inauguró un anti -sinarquismo que con los años degeneró en un anti -sionismo. Su ideología con el tiempo se transformó en una defensa muy marcada de la ariosofía y eso lo condenó ante la mirada de muchas personas aunque lejos está de desmerecer sus pioneras investigaciones sobre muchos temas y el mérito que tiene sobre sus espaldas, de haber sido uno de los primeros en abrir una escuela de enseñanza del conocimiento metafísico. Antes de juzgar su ideología, debemos evaluar su época. Por aquellos años, el esoterismo estaba sumamente influenciado por las corrientes políticas e ideológicas, propias de un peronismo que supo hacer amistad con jerarcas del nazismo exiliados por Perón, cuyos miembros marcaron ideológicamente a muchos académicos, que por distintas razones se nuclearon en Córdoba. Principalmente debemos destacar al investigador e ideólogo colaborador de Perón, Jaques de Mahieu. En las Universidades de Córdoba, se puede rastrear una camada muy particular de investigadores y profesionales, con pensamientos esotéricos influenciados ideológicamente por filosofías hiperbóreas aportadas por los alemanes, y por la influencia de la teosofía de Blavatsky de ciertos círculos herméticos del conocimiento.

Inicialmente, los primeros libros de Terrera no se relacionaban con el esoterismo y la temática mística de Córdoba. Los escritos de temprana data eran de carácter político, social, rescatando los valores tradicionales argentinos y su perspectiva sobre una sinarquía internacional, analizada objetivamente desde lo político, denunciando la existencia de grupos de poder multinacionales, más cercano a lo que hoy denominamos Illuminatismo. Debo reconocer que discrepo mucho de sus historias en las que lograba mezclar el nativismo americano con las historias mitológicas hiperbóreas, visión de la historia en la que Terrera no estaba solo. Por aquellos años en los cuales no existía un mundo globalizado tecnológicamente por  internet, sus teorías podían hallar una cierta cobertura debido a que el esoterismo justamente era una ciencia oculta. Hoy en día todos los sustentos mágicos, mitológicos y legendarios adjuntados a la historia de nuestras tierras, pierden sustento con la apertura de las bibliotecas virtuales y la conexión existente -como lo hacés desde tu blogspot de “Crónica Subterránea”- entre los investigadores de la verdadera historia americana, que desafiaron a la “historia oficial académica”, quienes aunque persiguen teorías revolucionarias, logran mantenerse dentro de una lógica protohistórica que progresa mediante la investigación, y no desde la “fabulación” histórica ajustada a creencias subjetivas.

Aunque América era visitada por varias etnias y culturas antes que arribara el Español, como es el caso de Fenicios, Vikingos, Templarios, Chinos, etc.; es poco probable que Parsifal arribara a América, puntualmente al Uritorco para unir el Grial con el Bastón de Mando. Más allá de esta historia en particular, Terrera logró reunir en sus estudios valiosas tradiciones antiguas del suelo americano y aportó mucha información sobre mitos ligados a ciudades perdidas, a criaturas legendarias y otros aspectos del folclore local; logrando rescatar del olvido un montón de leyendas pueblerinas.


Guido Buffo
Quiero detenerme en algunos capítulos del libro. Comienzo con Guido Buffo, quizás uno de los rescates más importantes que aporta tu trabajo ¿Cuándo y cómo llegás a conocer sus estudios?
La primera vez que escucho su nombre fue en aquellas reuniones y su nombre figuraba también en uno de los libros de Terrera como un conocedor del Bastón de Mando. Buffo fue amigo del “maestro” de Terrera, Orfelio Ulises, quien se cree fue el descubridor del Bastón. Más tarde, logro conocer a una muy agradable pareja de investigadores, Gustavo Diaz y Karina Rodríguez quienes tomaron la responsabilidad de rescatar todo el legado cultural del científico italiano, el cual había quedado en el olvido. Esta pareja de jóvenes cordobeses, editaron tres libros sobre su vida, obra y estudios, invitándome en su última obra a realizar su prólogo. Estos investigadores con mucho esfuerzo lograron rescatar del olvido todo lo referente a este genial hombre del arte y la ciencia. El virtuoso italiano, arribó a la Argentina, para  asentarse luego, en un paraje de la localidad de Unquillo, Córdoba, en donde logra construir sobre el faldeo de un cerro, un templo en el que instala tres péndulos Foucault, y desde allí emprender un riguroso estudio telúrico, que le permitió predecir los terremotos en cualquier parte del mundo con más de 72 horas de antelación. 


Templo del Péndulo
El denominado Templo del Péndulo, se encuentra decorado en su interior con una serie de pinturas que el mismo realizara convirtiéndolo en un verdadero centro artístico y científico, por años olvidado. Lo más sorprendente es que se supone Guido Buffo, era parte de un grupo masónico-metafísico que creía que un nuevo desastre telúrico similar al que hundió a Mu, volvería suceder en este tiempo, y se cree el científico tenía a su cargo, el anticipar con sus investigaciones el advenimiento del cataclismo. 


Su vida estuvo rodeada de dramas, saqueos a su trabajo, y unos misteriosos sueños reveladores que anotaba detalladamente en sus escritos. Buffo, sin lugar a dudas es uno de los primeros en la lista de los olvidados de la historia metafísica de la región. Gustavo Díaz no duda en aseverar, que la historia del Bastón de Mando es muy distinta a la que cuenta Terrera, y que Buffo era parte de la “verdadera historia”, y su secreto se fue para siempre con su muerte.


El Maestro Yaco Albala, y sosteniendo la espada, Marcelo Martorelli.
Otros de los grandes olvidados que vuelve a la vida gracias a tu pluma, es Yaco Albala, nombre que conocí por medio de uno de sus discípulos, y mejores amigos en el medio, Marcelo Martorelli, lo cual me lleva a preguntarte ¿Quién fue Yaco Albala?
Yaco Albala es otro gran personaje que forma parte de los “olvidados” en la historia conocida de ERKS, a pesar que fuera uno de sus principales protagonistas. Su sobrino Marcelo Albala, hoy radicado en Capilla del Monte, junto a Marcelo Martorelli fueron testigos de sus encuentros en Los Terrones junto a Acoglanis. Yaco era un gran sabio y visionario, que pasó tiempo en Oriente y Europa detrás del conocimiento y la sabiduría. Escribió una serie de lineamientos para la creación de nuevos paradigmas orientados para ser las bases de la nueva humanidad. Yaco Albala solía dar conferencias en las que difundía sus conocimientos y gracias a un amigo en común, conoce a Acoglanis quien lo invita a sus ceremonias en los Terrones, contando con la presencia de la reconocida maestra de Yoga, Indra Devi. Luego de una serie de encuentros en la particular formación de los Terrones en cercanías del Uritorco,  se produce una iniciación en la que Yaco es designado como el “hombre que guiará a su pueblo”, responsabilidad que en el plano físico parece que no llegó a cumplir ya que al tiempo fallece. Su legado ha sido preservado tanto por su sobrino Marcelo como también por Martorelli. Sin lugar a dudas estamos frente a otro gran protagonista y ante otra gran historia, la cual aún no se difundió en su totalidad. La historia de ERKS marcha detrás de Terrera y Acoglanis, pero existen muchos otros protagonistas, cuyos secretos aún persisten sin ser develados.

La cuestión esotérica es otras de las páginas más atractivas, que indican un entramado secreto poco avizorado en cuanto Erks, señalando una importancia destacada de ciertas organizaciones ocultas, u órdenes místicas, imperantes en la región ¿Pensás este papel continúa activo en la actualidad?
Siempre que se habla de ciudades perdidas, tesoros ocultos y enclaves que forman parte de una historia oculta u olvidada, hay en paralelo, otra historia que involucra a grupos de poder, masonería y órdenes ocultistas. Detrás de Leopoldo Lugones y su pionera investigación del Cerro Colorado, Buffo y sus péndulos y otros variados personajes, existen organizaciones como la Teosofía, la orden Martinista y otros círculos metafísicos locales. No hay duda que muchos personajes de la escena local tenían contacto, o pertenecían a grupos ocultistas. Todas las organizaciones de este tipo perseguían la búsqueda por el poseer objetos sagrados y mágicos de poder, relacionados a las tradiciones nativas y culturales de estas tierras. Los Martinistas creían que en Argentina existía una ciudad antípoda a Shamballah, y es por eso que en la región se establecieron muchos de sus miembros para el establecimiento de la cuna de los Sur-,hombres, que permitiría el advenimiento de la Sexta Sub Raza Aria, la cual tendría a su cargo el dar nacimiento a una nueva humanidad al destruirse con un cataclismo, tal como sucediera con Atlantes y Murianos, nuestra actual civilización al final de un ciclo de Precesión de los Equinoccios. No son pocos los “místicos” que vinieron de otros continentes con la historia de una “ciudad sagrada”, antípoda a Shamballah, y este fue el caso de Acoglanis, quién aseguraba había recibido en el Tíbet, toda la historia referente a la existencia de ERKS. En las mismas tradiciones nativas americanas se habla de una transferencia de los Himalaya a los Andes, así como de una sabiduría antigua preservada desde tiempos antediluvianos, y que la misma se hallaría a resguardo en ciudades sagradas ocultas bajo las principales cadenas montañosas del mundo, en especial las de los Himala,ya que resguardaría a Shamaballah y la de los Andes, entre las que se encontrarían otras tantas.

Archivo Personal Brad Hunter
Continuando con esta línea, se habla de Erks como un epicentro planetario del Cono Sur, vinculado su establecimiento, a un misterio mayor o sea Shambhala, lo cual me lleva a preguntar ¿Qué elementos sostienen esta afirmación?
En lo personal creo que los conquistadores no arribaron a estas tierras persiguiendo “mitos” y “leyendas” solamente. América, como vos bien sabés, encierra una historia muy diferente a la que cuentan los libros aceptados como versión oficial del descubrimiento. Partiendo que Colón no fue el primero, y que las tierras de América estaban habitadas y descubiertas mucho antes de lo que nos cuentan, los españoles sabían a donde se dirigían, y para ello utilizaron mapas y embarcaciones que portaban a manera de salvoconducto las velas con la Cruz del Temple. El Dorado, la Ciudad de los Césares y otros “mitos” sustentan su realidad en numerosas expediciones, y en el caso de la segunda, las búsquedas partían desde el fuerte Sancti Sipiritu, siendo el primer asentamiento en Sudamérica del conquistador, y el cual fue construido con la finalidad de buscar la ciudad perdida, la cual en sus inicios no se identificó como “del César” por el expedicionario Francisco de César, ya que también era conocida como Enlil, coincidiendo su nombre con una de las deidades de la tradición mesopotámica.  

El término César antes que fuera asociado al emperador romano, significaba un título de “regencia y mando”. Todas las expediciones primeras en busca de la ciudad perdida, tomaron rumbo al Norte, hacia Córdoba y no hacia las regiones de la Patagonia, en las que muchos creen se que se emplaza. Uno de los mayores buscadores de material histórico quién sustentara esta visión poco conocida y difundida de la Ciudad de los Césares, fue Aníbal Montes, uno de los arqueólogos aficionados que más aportó a la hora de revelar el pasado nativo de Córdoba. ERKS podría ser el nombre con el cual se identifica actualmente a dicha ciudad, que buscaron afanosamente los españoles. Montes en sus archivos, registra muchas tradiciones orales de los Comechingones y Sanavirones en las que se encuentran versiones nativas de la existencia de un Rey Blanco, señor de grandes tesoros que habitaba un reino perdido. Considero que debemos relacionar ambas historias, ERKS y Ciudad de los Césares, como una posible conexión que merece ser investigada más profundamente como parte de la investigación que merece esta historia. Un inicio fue lo que presenté en el libro, sino de lo contrario, seguiremos siempre repitiendo las historias ya conocidas.

Centrémonos en la fenomenología de la zona. Mucho se habla de las actividades producidas y documentadas por ciertos de testimonios, lo cual demuestran algo ocurre en el interior de Capilla. Llevando a inquirir, ¿qué evaluación hacés de todos estos relatos, donde incluso fuiste protagonista en situ de algunos eventos importantes; y si es correcto decir, se trata de Erks, o enfrentamos algo desconocido, que necesita un mayor tratamiento en su decodificación?
Quien conoce un poco del plano espiritual, sabemos que no podemos en una realidad “no física” o “cuántica”, hablar de ubicuidad, por lo que un fenómeno de esa naturaleza no es de allá o de acá, simplemente se presenta o manifiesta, no importa dónde te encuentres. Nosotros quienes nos manifestamos en el plano físico, es como que queremos imponer las reglas de la experiencia, y que todo sea “físico”. Justamente no es lo que los del “otro lado quieren”, ya que de esta forma, las experiencias pasan a ser personales, y no dejan evidencia física. Así encubrieron su existencia por miles de años, y aunque su realidad sea también física en nuestra misma dimensionalidad, es muy difícil que el encuentro se efectúe de “igual a igual”. A pesar de ello, nosotros viviremos la experiencia como si hubiese sido física. Podemos decir entonces que hablamos de un contacto real, que pareció vivirse físicamente, pero no lo fue. En mi opinión, es la forma en que se llevaron a cabo, muchos de los contactos con el mundo subterráneo.

Nosotros al tener también una naturaleza cuántica no física, puede hacer que experimentemos la experiencia en el plano que “ellos” desean. Aunque estemos físicamente en un lugar determinado, es posible que nos hallemos desdoblados experimentando un encuentro con un ser que no se manifiesta en nuestra dimensionalidad. Así muchas veces se dan los encuentros, sin que personas que pueden estar acompañando a la persona que vive la experiencia, puedan llegar a percibir nadam acerca de lo que la persona esté viendo y percibiendo. Puedo dar fé, porque esto me pasó personalmente en la zona de Paso del Indio en cercanías a Capilla del Monte.

Este tipo de fenómeno podríamos decir que se encuentra en el filo “entre dos realidades” y que los sentidos extrasensoriales de la mente no local, son los que  registran la experiencia. Esto es peligroso, ya que existen personas con la capacidad de manipular la percepción humana, y logran manipular lo que “otros están viendo”, siendo forma en que muchos supuestos “líderes de la espiritualidad” se mueven.

Huella del Cerro Pajarillo
El tema de la huella del Cerro Pajarillo, es uno de los puntos polémicos tratados dentro de tu obra, sindicando su irrupción como fruto de elementos ajenos a la cuestión intra-extra terrestre, provocando no pocos enojos tu apreciación dentro de la comunidad capillense, ya que demolés, la supuesta intervención vinculada a la existencia de la ciudadela ¿Te sorprendió la reacción, o esperabas estas devoluciones tan poco amigables, que llegan a tachar tu hipótesis como poco viable?
El problema con el tratamiento de estos temas es perder la objetividad, y caer en el manejarlos con la subjetividad, fruto de la creencia impostada, o lo que deseo creer. Como investigador me moviliza siempre la duda, y debemos plantear la duda para no quedarnos con la primera supuesta conclusión. Siempre cuando presento algo, no necesariamente aquello que presento es lo que personalmente aquello que creo, y eso es el principio de la objetividad. Cuando uno investiga todo es relativo, y lo presentado es justamente una investigación que puede profundizarse, y al hacerlo también puede cambiar su resultado. Muchas personas que se arraigan a la historia conocida como una versión oficializada, parecería que desean que todo siga siendo como se conoce o se cree, y no permiten que se presente otra versión diferente que pretende profundizar en el fenómeno de lo que realmente pasó. Esto es lo que me sucedió cuando en mi investigación me topé con un alto ex miembro de inteligencia militar, quien me confiara que muchas historias relacionadas a OVNI’s en la zona de Punilla, fueron sustentadas por los militares mismos, encubriendo pruebas misilísticas de los desarrollos que se llevaban a cabo por entonces en Falda del Carmen y en otros sitios que eran móviles, es decir, no fijos, y en distintas regiones serranas para esquivar a los servicios de inteligencia extranjeros ansiosos de saber algo más sobre el misil Cóndor. Las pruebas de encendido eran nocturnas para evitar minimizar la observación satelital, y eso motivaba a que se vieran luces y resplandores muchas veces atribuidos a OVNIS. En Ascochinga, la Fuerza Aérea había adquirido una extensa estancia, y fue justamente allí donde se llevaron a cabo varias pruebas. Según esta versión, (y aclaro que no necesariamente crea en ella), se cuenta que un misil se liberó de su anclaje y erráticamente voló para estrellarse en el Cerro Pajarillo. Todo merece ser presentado. Lamentablemente, a algunas personas que se jactan de ser investigadores se rieron de esta pauta investigativa por considerarla ridícula, como si el aterrizaje de una nave extraterrestre no suene ridículo para otras personas. Cuando este tipo de respuestas se generan, es que se perdió la objetividad investigativa.

Otros de los abordajes que realizás en “La Historia detrás del Mito de Eros”, se extiende en la historia jesuítica aportando datos de inmenso valor ¿Te fue difícil extenderte en este enigma, teniendo en cuenta el celo religioso?
No lo fue y cuando hablábamos hace un rato sobre grupos herméticos y órdenes de conocimiento oculto, no debemos dejar afuera a los Jesuitas, maestros del acopio de conocimiento profano y oculto de tiempos pasados. Fueron justamente las órdenes religiosas como la Inquisición, las encargadas de borrar todo registro que haga referencia a un mundo antediluviano, y a la existencia de sobrevivientes del diluvio más allá de Noé y su arca, algo que suena muy infantil, aunque la gente lo siga creyendo porque es la versión de la Iglesia y pasa a ser un dogma de fe. Los Jesuitas, tuvieron una gran capacidad de saber y ocupar todo lugar en el que en un pasado ocurrió algo importante. Donde hay una región misteriosa y sagrada para los antiguos, podemos encontrar un asentamiento jesuítico. No es casualidad tampoco, que las iglesias se construyesen sobre entradas a túneles y chinkanas del mundo Inca. En especial en nuestro país fue justamente en Córdoba, donde más asentamientos Jesuitas existen y aún hoy en día, cuando remueven el terreno cercano a una iglesia o edificación de la orden, se descubren pasadizos y túneles. Esto es muy habitual en plena ciudad de Córdoba, y también pudieron hallarse en las locaciones donde se emplazaban sus estancias. Se de investigaciones que fueron detenidas, o contaron con todo tipo de impedimento oficial por influencia del poder jesuita. El Padre Grenón una eminencia de la historia de Córdoba, era jesuita, y conocía muy bien la existencia de túneles y se encargó toda su vida de negarlos. Se llegó a hablar de una hipotética conexión entre las estancias jesuíticas por medio de túneles; algo que es poco probable, y que de ser cierto, seguro no fue obra de la orden.

Teniendo en cuenta lo citado, la figura de Papa Francisco resulta paradigmática por su pertenencia a la también denominada “Orden Jesuítica o Compañía de Jesús”. ¿Pensás existe alguna vinculación entre el enigma subterráneo argentino, y la ascensión de Francisco al trono de Vaticano?
Obviamente que esa pregunta es muy difícil de responder, pero hay un hecho muy particular que vincula la asunción del Papa Francisco con el retiro de la escena pública del Dalai Lama; como si se tratase del cumplimiento de la profecía, que habla de un traspaso del mando espiritual del Tíbet a Los Andes. Algo relacionado también con la transferencia del conocimiento de las escuelas de misterio de Oriente a las de los Andes, tal como lo mencionaban los libros del misticismo andino como el tan desprestigiado “El Secreto de los Andes” de Brother Phillip. Por otro lado, tenemos una pintura realizada por el hijo de Nicholas Roerich, en el que retrata a su padre sosteniendo una especie de almohadilla que posee bordado el emblema de los Jesuitas, sobre el cual se encuentra depositada la piedra sagrada Chintamani, caída del cielo y encargada de resguardar la paz, misión que parece haber tomado fielmente Francisco. Recordemos que originalmente “Pontífice Máximo”, era un término asociado al líder que oficiaba de “puente” –de ahí el término “Pontifex”- entre el mundo de arriba y el de abajo.

La desaparición de muchos de los actores principales en la saga Erks, caso, Acoglanis, Terrera, Buffo, Yaco Albala, y tantos otros, parece crear un vacío, actualmente vuelto a ocupar por otras voces que se dicen comunicadores de la realidad intraterrestre ¿Cómo vivís esta nueva etapa en cuanto al misterio capillense?
Hoy existen muchos “discípulos de” que prosiguen con lo que escucharon de boca de sus maestros, pero me animo a asegurar, que pocos o tal vez ninguno, aportó nada nuevo a la historia conocida de ERKS. Actualmente hay una especie de disputa de egos por el protagonismo de ese “espacio vacío”, que dejaron los verdaderos hacedores de la historia de ERKS. Pero todo se reduce a ver quien se pone el “traje de”, y quien puede hacer de su protagonismo un negocio rentable, porque el asunto se tornó muy “paquete turístico” para una aventura en el que todos buscan afuera lo que deben buscar adentro; buscan el poder testimoniar el fenómeno. Creo que murió el romanticismo de aquellos años cuando todo era realmente “esotérico”, en silencio y con poco “bombo y platillo”. Aún recuerdo aquellas reuniones casi secretas en el Hotel Roma, que lo convirtieron en un verdadero reducto legendario de los hacedores de esta historia. Hoy los contactados anuncian con anticipación sus contactos, realizan ceremonias con objetos apócrifos como si fueran los reales, y las naves que acuden a sus llamados se confunden con el paso de la Estación Espacial Internacional- algo planificado de antemano para asegurar el avistamiento- y uno que otro fenómeno…Y todo esto marca la diferencia: “naves eran las de antes”. Como decían los Beatles en la letra de su Magical Mistery Tours: “Venid a la Gira Misteriosa. Venid y haced vuestra reserva”. No digo esto con ánimos de derribar el mito de ERKS, o juzgar a nadie en particular, sino justamente de revalorizar la verdadera experiencia y diferenciarla de toda “gira mágica y misteriosa”. En lo personal creo que aquellas experiencias y misticismo que supo recopilar Terrera en sus libros, Trigueirinho en sus dos primeros libros, y posteriormente Guillermo Dangel con sus sagas rescatadas de mucho tiempo de búsqueda; marcaron el zenit editorial sobre el tema. Mi libro es más un ensayo personal, que fuera editado con muy poca tirada, y me lo debía a mi mismo como memoria de aquellas reuniones y años de búsqueda.

Archivo Personal Brad Hunter
Si tuvieras que hacer un mapa mental sobre la extensión de Erks ¿qué latitudes señalarías como referenciadas a su existencia?
Es algo muy difícil de decir, en lo personal me animo a decir que el mundo intraterrestre está compuesto de dos realidades diferenciadas: una física, ocupada por remanentes del mundo antediluviano de características físicas y materiales en la tercera dimensión; espacio que puede ser visitado con cuerpo físico, y otra de características hiperdimensionales, que no puede ser entendida con el concepto de “ubicuidad”, y que no puede ser visitada físicamente sino astralmente,  por medio de desdoblamiento del cuerpo astral u holograma. En el caso del mundo subterráneo físico, me arriesgo a asegurar que una misma ciudad como ERKS, ocupa un gran espacio dividido en distintos centros dependientes de un comando central. Creo que existen entradas en muchas provincias de Argentina, pero uno puede estar frente a ellas, y sólo ver una pared de roca. Pero también sé, porque lo vi con mis propios ojos, como en el lugar que antes solo existía roca, de pronto de abre una puerta como si se tratase de una película de ciencia ficción. Puertas ciegas esculpidas en roca pueden encontrarse por todo el mundo antiguo, y no creo que distintas culturas separadas en tiempo y distancia, tuvieran el mismo capricho artístico de crear “puertas a la nada”. Todos de chicos, ya oíamos hablar de palabras mágicas como “abracadabra” o “ábrete sésamo”, y jugábamos a abrir puertas cerradas con la palabrita mágica. El mundo subterráneo está incierto en nuestra cultura desde niños, el tema es que no relacionamos las cosas. En muchas regiones de Argentina existen mitos sobre el mundo subterráneo, que son poco conocidas, como el caso de la “ciudad perdida de Vinchina” en cercanías del Famatina, La Rioja, y que poco fue investigada. Hace unos años viajé a La Rioja a descubrir su verdad, porque ya era mencionada por Terrera en aquellos años, y realmente me sorprendí de las historias que pude recopilar entre los pobladores.

Pregunta final y obligada. Recomendaciones de Brad Hunter, a todos aquellos quiénes deseen introducirse en el misterio de Erks.
En mi casom, ERKS representó una búsqueda que me condujo a mi propio descubrimiento y eso creo que es ERKS; es un camino hacia uno mismo, y cuando uno logra conectar su propia escencia, es allí cuando logramos entrar en contacto con su realidad. Cuando buscaba desesperadamente a ERKS, me alejaba de la posibilidad de encontrarla, pero cuando uno “interioriza” su búsqueda orientándola hacia sí mismo, está en el camino, y cuando uno se encuentra, encuentra a ERKS. En esta fórmula tan simple, radica lo más complejo que es hallarse así mismo. No se debe buscar afuera lo que no se buscó primero adentro. Aunque suene difícil de creer, una vez recibí este mensaje: “Nadie podrá ver a ERKS sino es capaz de verse primero a sí mismo, y aquel que se alcanza a sí mismo, alcanza a ERKS”.

Brad Hunter
Infinitas Gracias!
Débora Goldstern




Véase:

Brad Hunter

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada