3 de octubre de 2019

Entrevista a Michael Zirger- Phenomena Magazine en Español - Débora Goldstern

Entrevista a Michael Zirger 
Phenomena Magazine en Español 
Débora Goldstern




Aquí la entrevista exclusiva que le realizara al excepcional ufólogo francés Michel Zirger, que con su trabajo sobre George Hunt Williamnson, viene revolucionando la escena ovni, y que este octubre 2019, inaugura portada de Phenomena Magazine en Español, en su primera parte. 

Agradezco una vez más los denodados esfuerzos de Dario Alberto Fernandez por seguir apostando por esta publicación y, quién además dirige, el flamante sello editorial Flying Disk Press Latinoamérica. 

 En este número además encontrarán espectaculares artículos de colegas amigos, como son Jose Antonio Caravaca, Carlos Alberto Iurchuk, Alex Chionetti, Guillermo D. Giménez, Pedro M. Fernández, Luis Emilio Annino, Javier Resines, y muchos más. 

 Distribución gratuita, dejo enlace para descarga:

2 de septiembre de 2019

6 de agosto de 2019

Phenomena Magazine en Español -Tecnología Perdida de la Atlántida -Débora Goldstern

Phenomena Magazine 
Tecnología Perdida de la Atlántida
Débora Goldstern 




Mi artículo Tecnología Perdida de la Atlántida, tapa de la fabulosa Phenomena Magazine en Español, revista dirigida por Dario Alberto Fernandez, que en su menú trae una pléyades de escritores envidiables, como son mi amigo Jose Antonio Caravaca, Guillermo D. Giménez, Antonio Las Heras, Carlos Alberto Iurchuk, Luis Emilio Annino, Raúl Avellaneda, Pedro M. Fernández, y muchos autores más. Número imperdible.

Se puede descargar desde este enlace:
http://www.mediafire.com/…/b5tzstgnmtbjbuj/24-PMes_Ag…/file…

5 de agosto de 2019

Mundos Ocultos - Débora Goldstern

Mundos Ocultos 
Débora Goldstern

Desde Arequipa Perú, llega Mundos Ocultos, suplemento del Diario los Andes, que este mes, publica nuestro artículo sobre Cueva de los Tayos, que tendrá dos continuaciones más. Mil gracias al empuje de Rafael Mercado Benaventes. 

24 de julio de 2019

La expedición más revolucionaria -Taltosok Barlanga - Alex Chionetti

Hoy Crónica Subterránea entrega un texto conmemorativo, de nuestro colega y amigo, ufólogo y reconocido explorador, Alex Chionetti, al celebrarse cincuenta años, de uno de los anuncios más espectaculares: descubrimiento de un mundo subterráneo por János Móricz, y como adelanto  exclusivo de su libro, Mysteries of Tayos Caves, que a fin de año verá la luz. Atienda el lector!


La expedición más revolucionaria
Taltosok Barlanga
Alex Chionetti©






Después de una, tres o cuatro o cinco décadas del intento por reconstruir la relación biográfica, y exploratoria de János Moricz con las Cuevas de los Tayos, la expedición del descubrimiento, es la más sobresaliente.

A diferencia de las muchas especulaciones que han sobrevivido desde 1969, la hazaña épica, que en su momento fue considerada por los mismos responsables, como "Gloria de Guayaquil, Argentina y del Mundo", siempre lo tuvo como epicentro a Móricz.

Su fiel abogado, Gerardo Peña Mateus, nos dijo, la expedición que llamaron “Taltosok Barlangja”, (cueva de los seres superiores en antiguo magiar húngaro), fue el verdadero descubrimiento del Mundo Subterráneo”.

Aceptando el rol de ser parte de esa generación que me inter-conecta con el “Realismo Fantástico”, como tanto los hermanos Mateus, como así con János, fuimos, o somos parte—ya que el movimiento continúa mas allá de lo visible— la “Expedición, (Primera) del Descubrimiento de la Cueva de los Tayos del Rio Coangos", es un tema que seguimos  tratando de revalidar.

Sobre todo porque ese mundo subterráneo era para los participantes, la visión de una caverna con una geología mas cercana a lo artificial, y megalítica, que la hacía diferente de las demás. Denominada anteriormente Stargate (portal) por von Däniken. Pero a lo largo de la ultima década, se le sacó la honra, primero nacional, y luego mundialmente, para reconocer la persistencia de Móricz después de todo este tiempo.

¿Por qué Móricz decía también esa expedición, era gloria de la Argentina? Para los que hemos sido parte de esa génesis, no es tan difícil de develar. János, era fiel a su camarada de armas exploratorias—en lo natural y sobrenatural—su nombre Julio Goyén Aguado, simbiosis de mentores entre sí mismos, entreverados en la telaraña del pasado atlante, y “subterráneo”.

Y sin haber llegado y morado en Buenos Aires, esa plataforma cultural inquieta-iso e esotérica-de ese entonces, no lo hubiese llevado a caminar por encima del resto de los hermanos países, y de la columna geo-espiritual de  los Andes, hasta llegar al Ecuador. La línea del mundo, la demarcatoria solstiscial, que del Este al Oeste, lo lleva con un símbolo pájaro, en una mano abierta, generosa y furibunda, al golpe sobre la mesa, como mostrarle el dedo a la ciencia oficial anquilosada de esos sesentas.

Un acto de rebeldía hacia un pequeño salto. Allá arriba era la Conquista del Espacio, la Misión Apolo XI, y tres hombres corajudos, que exploraban y conquistaban la Luna en una carabela –carcacha de metal jugando con las mareas gravitatorias, y abriendo el salto al Universo, primera escala, “a lo que Vendrá”, el terror de un futuro tan incierto, como promisorio.

Lo extraño y probatorio de lo misterioso, es que Móricz vaticina la llegada de Armstrong, no a la Luna, pero sí a la Cueva de Tayos del Coangos, siete años después de la “Taltosok Barlanga”.

De acuerdo a uno de sus guías, en un momento casi de trance, de relax y fogón, en lo profundo de la caverna Móricz vaticinó, ”un mismo astronauta que está en la luna en este momento, tendrá que ver con ésta cueva, o vendrá, para estos lares”. Y así efectivamente, el “primer hombre en la luna” resultará ser el primer norteamericano descendiendo y explorando, el suelo tayiano.

Tanto Armstrong, quién consideraba su salto era no solo norteamericano sino de la Humanidad toda, conecta con el salto de Móricz, y del grupo de expedicionarios que habían salido y llegado por tierra, cruzando un infiernillo de ríos y puentes caídos, hasta el Coangos, como yo lo haría, treinta y siete años después.

Ahora ya acercándonos al medio siglo, la historia y memoria han sobrevivido, gracias—empujada, malversada, vilipendiada, ultrajada, ascendida, sobreentendida, y glorificada, por pocos, y por muchos. El hecho existe,  perdura, continúa vivo, como lo dije en su momento, sobre que “las cuevas están vivas”.

Lo que debemos reconocer de ese descubrimiento, es a un real descubrimiento, que merece estar en los anales de la exploración. Algo, que durante mis años de exposición y defensa del  hecho histórico, y del hecho natural, veía no era reconocido en el Ecuador, o en el resto del Mundo.

Recuerdo que cuando hace más de una década y media, llevaba el tema al Instituto Smithsoniano, o a la National Geographic Society for Exploration, me rebotaban una ,y otra vez, diciendo, aquellas las cuevas, “no eran famosas” como otras. Y por ende, no debían recordarse …! 

Mas allá de la incomprensión académica, y la crisis de los científicos profesionales, ya habían hecho un peso destructivo sobre la figura de Móricz, a través de su archienemigo, Hernán Crespo Toral, que desde su torre conservadora, no dejaba entrar en los dominios establecidos, a un húngaro argentino, asociado con el tema del “oro de los dioses. Sin imaginarse que un suizo, buscando pruebas, y sensacionalismo para sus nuevos libros, complicaría las cosas, y los límites, entre realidad y trans realidad.

Es así como no vemos en los textos de exploración que János Móricz, Gastón y Hernán Fernández así como Gerardo Peña Mateus, fueron los verdaderos descubridores, ya que los anteriores, no habían bajado, o se habían quedado merodeando en la superficie.

Sin dudas es una obligación renovar la verdad de los hechos, de una historia viva, que no está en los libros escolares de la educación ecuatoriana, o latinoamericana. De rescatar del olvido, y aparte del sensacionalismo, que la Cueva, y principalmente la figura de János Móricz, ha continuado emergiendo como iceberg de fuego, en el silencio de la cultura oficial, acartonada y decadente, de museos, instituciones académicas, que sólo cuidan su silla, y no dejan que el sistema convencional, puede ser perforado por los herejes.

Ellos, la expedición Moricz/Ceturis, fueron herejes, pero fueron epopeya. Abrieron lo que se intuía, lo que el húngaro/argentino seguía desde Europa, el símbolo de un ave, un espíritu y su santo desconocido, que los aborígenes también nombraban. Un pájaro ciego, que llevaba a un grupo de buscadores a horodar y probar, que ese mundo mítico, de lo subterráneo, era una realidad eternal.

10 de julio de 2019

Cueva de los Tayos - Cincuenta Años de un Anuncio Subterráneo - Débora Goldstern

Cueva de los Tayos 
Cincuenta Años de un Anuncio Subterráneo 
Débora Goldstern

En pocas semanas se cumplen cincuenta años, de un anuncio que diera la vuelta al mundo. Desde Crónica Subterránea revelamos la trastienda, de aquella histórica expedición, que pusiera al mundo subterráneo del Ecuador en el mapa. En redacción. 


10 de junio de 2019

El Caso Vida. La Verdad Al Descubierto - Entrevista Exclusiva - Alex Chionetti- Guillermo Giménez


 “El Caso Vidal. La Verdad al Descubierto"
Entrevista Exclusiva  
Alex Chionetti
Guillermo Giménez


Guillermo Giménez

Hoy Crónica Subterránea entrega esta segunda y última parte, de los sucesos que catapultaron el caso Vidal, como uno de los expedientes más misteriosos del universo ufológico argentino. 

Nuevamente investigación exclusiva, de nuestro amigo y colaborador Guillermo Giménez, entrevistando a uno de sus protagonistas principales, Alex Chionetti, quién logró lo imposible, desandar uno de los de los fraudes más sonados.

Atienda el lector!

Cuando publiqué mi trabajo, “El Caso Vidal. La Verdad al Descubierto” en la Argentina, reproducido por distintos medios en el extranjero,  nunca imaginé que había armado semejante revuelo en el mundo de la ovnilogía, al concluir, el famoso caso argentino de teletransportación, desde la Argentina hacia México, conocido mundialmente como el “Caso Vidal”, era todo un fraude, urdido, por personas que sólo querían  promocionar un film de la época.

Para ello, entrevisté a periodistas, investigadores, viajé por distintas provincias de la Argentina, y también me contacté con personas relacionadas al  Servicio de Inteligencia del Estado (S.I.D.E.), hoy A.F.I. (Agencia Federal de Inteligencia) que supuestamente, tenían información acerca del suceso.

Algunos investigadores me apoyaron, y se asombraron al ver las conclusiones finales del caso, mientras que otros –apasionados al incidente- me refutaron con pruebas inexistentes, y presentando luego testigos nuevos. que nunca pudimos hallar, y que tampoco nadie halló. Es decir, volvíamos otra vez a  más de lo mismo: sin testigos, sin evidencias, sin pruebas, es decir,  nuevamente nada.

Pasado ya más de 50 años del suceso de teletransportación, ocurrido supuestamente en el mes de Mayo de 1968, desde la localidad bonaerense de Chascomús América del Sur, hacia México América del Norte, protagonizado por una supuesta familia argentina, decidí Entrevistar en Exclusiva, al pionero del caso, la persona que había conversado directamente, y por primera vez, con el Director de la película argentina llamada “Che OVNI”, que hablaba de un caso de teletransportación para esa misma época, y fue quién le dijo que todo había sido un fraude. Para ello, me comuniqué con el investigador argentino ALEX CHIONETTI, con quien durante bastante tiempo, dialogamos, y discutimos acerca del Caso Vidal.

Alex es un explorador argentino residente hoy en los EE.UU. Ha viajado por todo el mundo, investigando civilizaciones antiguas y casos ufológicos. Tiene estudios de Bachillerato Comercial, de Ciencias Naturales, de Cine y Televisión, y post grados en EE.UU de Producción Documental cinematográfica. Música aplicada, Periodismo radial y televisivo.

Es Columnista de varias Revistas desde “El Heraldo del Cine”, La Opinión (Los Ángeles, California), Los Ángeles Times (Fotografía), Diario La Prensa (New York), The Herald & News (Oregón), Más Allá de la Ciencia, Variedades, etc.

Es Autor de los libros “Mundos Paralelos”, “La Odisea de los Tayos” (2011), ”Ufos in Argentina,The Last Confrontation” (2018,) y recientemente ”Mystery of the Tayos Caves” (2019).

Disfrutemos pues de esta Entrevista Exclusiva a Alex Chionetti, que le realizara estos últimos días, donde nos detalla revelaciones certeras, sobre cómo se formó el fraude del famosísimo –pero con triste final para los investigadores-  Caso Vidal.

Alex Chionetti
Archivo Personal

          G.D.G.: ¿Cómo llegaste al Caso Vidal?

Obviamente para mi generación ufológica era inevitable no encontrarse con testigos que decían que amigos o familiares cercanos habían oído la historia. En esa época me interesaba revisar los casos de la Oleada del 68’.Y el tema de las Teletransportaciones, como de la relación espacio-tiempo me había fascinado.


El mapa de la Teletransportación. 
Cortesía Ilustración, Elsa Buratti.

 G.D.G.: Vos hablaste con el Contador Martín Rapallini, supuesto amigo de los Vidal y ÚNICA persona física hallable para este incidente. ¿Qué fue lo que te dijo?

Que  había conocido a la Familia Vidal a través de terceros, y no justamente por vía directa. Lamentablemente no me acuerdo mucho de esas conversaciones, y muchos de mis apuntes de esa época se han perdido, aunque tengo un ensayo que nunca publiqué que se llama “El Libro de las Teletransportaciones”. Ahí trataba de extenderme en mis investigaciones del Caso Vidal, principalmente en mis viajes a Maipú y a Mar del Plata, como así en las entrevistas con Uset, y otros implicados de la Capital Federal.


 Chascomús, localidad cercana a la costa argentina,
  donde se produjo el incidente de los Vidal.
Cortesía, ilustración, Elsa  Buratti.
G.D.G.: ¿Dónde y cuándo tuviste este encuentro?

En Maipú. En una reunión familiar dominguera donde había también figuras políticas del pueblo. Recuerdo que conocí a Tróccoli. También recuerdo unas conversaciones telefónicas posteriores, cuando fui siguiendo el caso, pero la familia de Rapallini fue eludiéndome cuando llamaba, y era difícil de que se pusiera al teléfono.


Póster del film de 1968 Che Ovni,
        el gran culpable de la historia.
           Ilustración Cortesía, Elsa Buratti.

G.D.G.: A tu parecer: ¿te dijo la verdad? Ya que hay  quienes dicen que a Rapallini lo obligaron a mentir.

No creo que lo hayan obligado a nada. Pero me gustaría saber de esa versión conspiratoria, claro.

G.D.G.: Entonces si consideras que no te mintió, ¿a él también lo manipularon para promocionar indirectamente la película?

No, no creo que lo hayan manipulado. Pero puede ser que las circunstancias fueron creciendo como una bola de nieve en pendiente. Y lo que iba a ser algo mínimo, creció en forma desproporcionada. Ubicándonos en esos sesentas, no creo que la manipulación no haya sido más de lo que se usaba en las técnicas publicitarias, y sus consecuencias.


Aníbal Uset
Cortesía
https://www.ambito.com/murio-anibal-uset-historico-del-cine-criollo-n3903601
G.D.G: ¿Vos fuiste quien logró por primera vez hablar con Aníbal Uset acerca de este caso?

Si, absolutamente. Yo descubrí esa relación entre el filme “Che Ovni”, y el Caso Vidal. Fue gracias a que mientras estudiaba cinematografía (1980), en una Universidad privada llamada Ceart tomaba clases de guión con Daniel Pires Mateus, quien al saber de que yo estaba interesado en los ovnis sacó a relucir el tema. Mateus era amigo de Uset, y me pasó su teléfono.

G.D.G.: ¿Cuándo y dónde tuviste este encuentro?

Uset me invitó al set de una película que estaba produciendo en el Barrio Norte de  Buenos Aires llamada “Los Pasajeros del Jardín,” y ahí creo que nos fuimos a un café cercano y me comentó la historia “No Oficial”.

G.D.G.: ¿Qué es lo que te comentó?

Qué el caso se había creado. Aníbal no se acordaba de muchas cosas, aunque sólo habían pasado doce años desde 1968. Me dijo que utilizó una campaña de publicidad falsa, utilizando a ala Agencia Saporiti y a la S.I.D.E. (Servicio de Inteligencia del Estado). Es así como lanzaron el rumor. En ello. lo ayudaron una tías que eran de Mar del Plata- Desde ahí sale la primera noticia. Esta yo la encuentro en el Diario La Capital. Era una pequeña nota donde se vinculaba a los Servicios de Información. Lamentablemente se perdió, espero que algún día la pueda encontrar y otros la encuentren. Pero estaba fechada en Mayo, creo que el 30 o 31 de Mayo. Estuve tratando de ver si alguien la tenía. Ni Alejandro Agostinelli, quién siguiera mis investigaciones iniciales, y que siempre fue un buen recopilador de de recortes ufológicos, me la pudo encontrar, también pensando que a lo mejor se la dejé a él en algún momento. 


Alex Chionetti, durante su investigación del Caso Vidal.
Archivo del Diario La Capital.
Fotograma de 1981-1982, Mar del Plata.
Cortesía
Alex Chionetti

En otras notas que he encontrado, verifican que el primer recorte era el que encontré en los archivos del Diario La Capital, del que hice una fotocopia, y que era muy suscinto, pero refería a que "de acuerdo a los Servicios de Inteligencia ó de Información", se había sabido del caso. 
Uset, hablaba de unas tías que vivían en Mar del Plata o en Coronel "Vidal", y que ayudaron a difundir el rumor. 


Uset hablaba de unas tías que vivían en Mar del Plata o en Coronel “Vidal”, y que ayudaron a difundir el rumor. Remarcaba también se habían puesto de acuerdo desde Buenos Aires, en que los medios de Capital como de las provincias, hablaran de la teletransportación, y de que el matrimonio había sido secuestrado por un OVNI. Aunque en la película los llevan a París. Uset quería aprovechar para filmar en los mejores países de Europa, a costa de la producción, divertirse al mismo tiempo, ya que su vacación fílmica era pagada por la producción. Esta fue cara para esa época, además de ser una película en color, y deberían asegurarse que el público fuera a los cines. O sea que también, fue un juego psicológico audaz para ese tiempo, plena época de la guerra fría, y de un gobierno militar.

Afiche del popular programa de los sesenta,
Sábados Circulares,
conducido por Pipo Mancera.
Cortesía
http://www.magicasruinas.com.ar/publicidad/piepubli672.htm
También recuerdo vagamente la mención de “Sábados Circulares” de Pipo Mancera, como así la presencia  del querido y estimado Jorge “Tito” Jacobson, quién no sólo colaboraba con Mancera, sino que también trabajaba para la Agencia Saporiti. Hablé con él, y me confirmó que ellos ayudaron a difundir la noticia del caso Vidal a través de las dos fuentes. 

Pero no recuerdo que inculpara al programa Sábados Circulares, como el primer centro difusor del rumor del incidente. Ambas producciones tocaban el tema OVNI en forma asidua, y más en ese año 1968, el tema extraterrestre estaba en boga en todo el mundo, y era popular en la prensa escrita, radio, televisión y cine. 

Al parecer Uset había orquestado la dispersión de rumores, desde varios puntos específicos, desde la Capital como desde otros pueblos y ciudades de la Provincia de Buenos Aires. Por eso me sigue permaneciendo ese pequeño recorte del diario La Capital, que relacionaba el incidente, con un rumor que salía de fuentes de inteligencia. Algo raro que sobresalía así, más durante un gobierno militar, salvo que fuera una fuente controlada o forzada por poderes directos.

Aunque me cuesta creer que Uset fuera tan calculador o maquiavélico, cuando parecía más un snob y Director de cine superficial y pasatista, que nunca trascendió como autor serio. Y más teniendo en cuenta lo POP de la época, y la indudable mediocridad de “Che Ovni”.

G.D.G.: ¿Cómo relacionaste el Caso Vidal con Uset? 

Ya me había dado indicios la interpretación que había hecho Mateus, de que el famoso “Caso Vidal”, había sido reflejado en el filme producido y dirigido por Aníbal Uset. 

Y muchos de los elementos en y afuera del filme, eran claros que la ficción había imitado una realidad que no había sucedido. Una realidad contaminada por el tema OVNI, y que tenían cierta presencia en los medios de comunicación, con casos que habían permanecido en la inconsciente colectivo.

G.D.G.: ¿Qué opinás de aquellos que dicen todo esto, poco o nada tiene que ver con la promoción de la película “Che OVNI”?

Que nunca investigaron el caso. La secuencia de eventos coincide en una línea temporal bastante precisa.

G.D.G.:  Algunas investigaciones actuales dan por cuenta la existencia de una mujer al que la llaman E.P. que dice conocer a la familia supuestamente teletransportada, y que ha aportado algunos datos. ¿Qué opinás de esto? 

Que aparezca la mujer, que cante, que la sometan al detector de mentiras. No puedo creer que el rumor siga como hace ya más de cincuenta años...cuando la mayoría de los testigos—reales o virtuales—deberían estar ancianos ó fallecidos.

G.D.G.:  Otra vez nos encontramos con otro testigo no identificado, en este episodio. ¿No te parece el Caso Vidal tiene suficiente información brindada por terceras personas, pero NUNCA por los propios protagonistas?

Si, exacto. Es lo que me llevó a dudar desde una primera instancia. Esa es la constante. Igual sigue siendo interesante como aparecen  después de medio siglo. Como se perpetúan los hechos, verídicos ó inventados, legendarios o históricos, imaginados o desvirtuados.

G.D.G.:  También ponen a consideración que en el supuesto incidente, el vehículo utilizado por la familia Vidal es un Peugeot 403, y en la película “Che OVNI”, es un Peugeot 404 ¿esto tiene peso en el caso?  ¿o le quita o no, validez al mismo?



El auto de la discordia, Peugeot 403.
Ilustración cortesía Elsa Buriatti

Al contrario, es uno de los puntos de suspensión. Yo traté de buscar el Peugeot,  contactando con el Cónsul argentino de la  Embajada Argentina en ciudad de México, que estaba de turno por el año 1984, y que se acordaba del caso, como así, una de las Secretarias. Nunca había llegado ningún matrimonio de apellido Vidal a pedir ayuda, y menos. un Peugeot blanco 403.

G.D.G.:  Estos mismos apasionados del caso, argumentan Uset en el film basó la información de teletransporte en parte a los sucesos conocidos como el Caso Vidal, y que la prensa difundió ampliamente. ¿Qué opinás de sus argumentos?

Están equivocados. Uset ya había planeado el filme mucho antes de que el caso saliera a la prensa.

G.D.G.: ¿Esto te lo confirmó Uset en sus charlas?

Sí, me lo confirmó en nuestro primer encuentro.

G.D.G.: También hablan de los “silenciamientos oficiales”, ¿qué validez le das a los mismos?

Ninguna. Estupideces. Habría que buscar eso si en los archivos del S.I.D.E. si quedó algo de esa época, sobre todo de 1968.

G.D.G.:  No es algo extraño que no se haya escapado ninguna información de este supuesto incidente desde México, la Embajada Argentina, Cancillería Argentina, alguien de la familia. ¿NADIE habló de esto? Cuando fue un caso excepcional, “alguien” tendría que haber detallado información precisa de los hechos.

Creo que la Embajada lo negó en su momento, pero no recuerdo quien lo había investigado periodísticamente en esa época. Pienso que los periodistas serios no le dieron importancia, como así los corresponsales.

G.D.G.: Luego de publicar mi trabajo “El Caso Vidal, La verdad al descubierto” divulgado ampliamente en el mundo, salieron algunos investigadores a informar de  la aparición de nuevos testigos o hechos, pero que jamás pudimos confirmar (ni yo ni NADIE) ya que siempre fueron dichos de dichos, deduzco de esto: ¿algunos investigadores se sintieron cercanos al caso, y confirman el supuesto incidente por el sólo hecho de lo asombroso de los sucesos, a pesar de no hallar NUNCA a los protagonistas del mismo?

Sin duda hay un detonante que reabre el interés o el rumor del caso. No se si en tu estudio habías pensado compararlo con otros clásicos, como nuestro Caso Roswell. Yo recientemente me he encontrado con una testigo contemporánea, que dice que en ese mismo mes de Julio del 47’, tuvo como niña de 9 años, una experiencia con grises en esa misma región.

Y así han aparecido docenas, un centenar de testigos.

Cuando un caso se ventila salen muchos, la mayoría para figurar. Ahora apareció una pareja que dijo que también estaban pescando junto a los testigos de Pascagoula (Missisipi,1973). Nunca habían existido hasta ahora, y los principales testigos habían hablada de ellos. Pero el “Caso Vidal” fue el más sensacional recorte de prensa, pero el menos investigado en su  momento. ¿Extraño no?

También me divierte hacer comparaciones con el asesinato de J.F.Kennedy. El caso más brutal de la historia americana (1963) y si vez como la prensa trató el tema, y su lentitud en profundizar o indagar en una ciudad grande como Dallas, es no sólo paupérrimo, pero absurdamente contradictorio. Más, cuando los periodistas de las cadenas se suponían estaban bien preparados.


G.D.G.: De acuerdo a tus investigaciones y entrevistas llevadas a cabo,  ¿Cuáles son las conclusiones finales del Caso Vidal?

Que fue un fenómeno atípico, psico-sociológico en muchos aspectos.

G.D.G.: Podemos decir entonces,  ¿que el Caso está cerrado?

No considero que el caso esté cerrado. Pienso que habría que buscar en archivos de los Servicios, si hay evidencia del uso que Uset dice haber hecho de sus contactos políticos de ese entonces. Si es que no nos verseo...

G.D.G.: Personalmente me contacté con personal de Inteligencia y me confirmaron, luego de varias idas y venidas, que no hay nada allí sobre este famoso incidente.

Bueno, vaya a saber si no destruyeron archivos de esa época... si es que realmente le dieron importancia al incidente o al uso que hicieron del mismo...

G.D.G.: Luego de años de investigación, búsquedas y entrevistas, en diferentes lugares de la Argentina,  personalmente considero que el Caso Vidal está cerrado, ya no da para más. No hay testigos, no hay pruebas, no hay NADA. El famoso incidente mundial de teletransportación de Argentina a México está sin duda alguna esclarecido, por más doloroso y/o molesto que sea para algunos investigadores.

Me gustaría saber quiénes son esos investigadores que lo defienden, y cuáles son sus alegatos.

G.D.G. Investigadores son varios que aún lo mencionan como real y pruebas o alegatos no hay nada. Es decir como siempre en este caso, terminamos en más de lo mismo. Vos consideras el suceso como atípico y psicosocial, digno de estudio –entonces- desde la Sociología, El Caso Vidal, ¿fue real, o se armó para promocionar el film argentino como te lo dijo su Director Uset?

Para mí no fue real. Es un caso bastante atípico dentro de lo psicosocial, pero digno de ver que mecanismo tocó para que una pareja inexistente, se convirtiera en una pareja arquetípica... La popularidad del tema OVNI, y de las oleadas que se dieron esos años, especialmente en el 1968, ayudó al filme como así a la psicología del rumor, la que se disparó como ningún otro caso similar, inexplicado o inventado.

G.D.G. Muchas gracias “Alex” por el tiempo brindado a mi persona.

Conclusiones:

Y así dejé a Alex Chionetti, pensando que mi camino investigativo fue el correcto. Una vez más (y cuantas veces más …) me confirmaban y yo confirmaba que este espectacular incidente era todo un fraude. El caso más famoso de teletransporte no había sucedido.

Mientras desarrollaba esta entrevista, al mismo tiempo me contactaba una vez más con el Dr. Enrique Banchs (Buenos Aires) quien también investigó el caso, y había hablado en varias oportunidades con el Director Aníbal Uset y fue quién le dijo en persona este episodio era un ardid publicitario para su película “Che OVNI”. Fue Banchs quien considera al amigo Alex Chionetti  como el pionero en descubrir el fraude.En su trabajo: “Caso Chascomús -Argentina-: Engaño de una teleportación”, dice: es él quien merece el crédito por ayudar a exponer el caso.

 Otros investigadores vendrían después.

Tuvieron que pasar varios años desde aquel 1968, para que otros colegas desestimaran el mismo, como Omar Pagani, que en septiembre de 1972 y en la revista española Stendek, decía que “era una mistificación”. Un año después, el reconocido investigador argentino Dr. Oscar Galíndez nos decía: “era imposible encontrar a los presuntos protagonistas” , y hasta el propio Dr. Jacques Vallée, hablaba que “No hay Vidal”. El Dr. Roberto Banchs también considera que todo fue un engaño  Y así se sumarían varios investigadores en confirmar lo inexistente del episodio, entre –por supuesto- me incluyo.

En una entrevista que le hiciera años atrás, a mi gran amigo y reconocido investigador Fabio Zerpa sobre el Caso Vidal, me afirmó que por años dudó del mismo, hasta que le informaron que éste era auténtico, ya que en una conferencia dada en un Club Militar, fue el Director General del Servicio de Inteligencia del Ejército Argentino, en aquel momento, el General Señorans, quien le informara del caso sin darle mayor precisión de los hechos.

 Por años investigué esta fuente, también informada por otros investigadores. Me contacté con personas allegadas y directas al S.I.D.E. -Servicio de Inteligencia del Estado –hoy A.F.I., Agencia Federal de Inteligencia- todo esto, y nunca se encontró nada acerca de este famoso caso de teletransporte. No hay nada en los archivos. Se los aseguro.


Ya han pasado más de 50 años de aquel mes de Mayo de 1968, y seguramente los presuntos protagonistas deberían ser muy longevos, ó bien ya han fallecido. ¿Por qué nunca se los vio en estos años? ¿Por qué ningún familiar o amigos cercanos hablaron de ellos y del incidente? ¿Por qué NADIE aportó aunque sea una pequeña evidencia del suceso?

NUNCA se los pudo hallar a esta familia argentina. A la fecha, NO hay un investigador que nos pueda proporcionar pruebas exactas y directas del matrimonio Vidal.  No hay caso, no hay protagonistas, no hay evidencias, no hay nada … como siempre.

Sólo está y es suficiente, el testimonio dado a diferentes investigadores del Director argentino Aníbal Uset, quién confirmó el fraude del caso, en varias oportunidades, quién dice el mismo fue armado con otros periodistas, para la promoción de su film de ciencia ficción, “Che Ovni”.  Aníbal Uset fallece el 16 de Agosto de 2015.

Por todo esto debemos destacar lo importante que es la re investigación de un caso. Debemos mantener abierta todas las posibilidades, por más que las conclusiones finales no sean las que esperábamos.

Caso Vidal, Argentina, Mayo de 1968. Teletransporte fallido. Eliminemos este incidente de la rica casuística argentina.

Punto Final.-
Guillermo D. Giménez,
 Necochea, Argentina