15 de agosto de 2011

Carlos Alberto Iurchuk - Ufología Clásica - Entrevista Exclusiva - Débora Goldstern

Carlos Alberto Iurchuk

Ufología Clásica

Entrevista Exclusiva

Débora Goldstern©



Carlos Alberto Iurchuk


Acaba de ser elegido, consultor de la recién creada Comisión de Investigación de Fenómenos Aeroespaciales (CIFA), entidad argentina de carácter gubernamental.

Es además, uno de los principales impulsores de la Comisión de Estudio del Fenómeno Onvi de la República Argentina (CEFORA), que promulga la desclasificación de expedientes ovni en el país.

Cultivador de un perfil bajo, Carlos Iurchuk, está considerado uno de los mejores investigadores argentinos, y con alta proyección a nivel internacional.

Desde La Plata comanda El Dragón Invisible, sitio legendario en la red, y web pionera en el medio local, para todos aquellos que recién se inician en el estudio del fenómeno ufo, atesorando en su catálogo algunos de los mejores casos en la materia.

Con semejantes antecedentes, Crónica Subterránea decidió invitar a Carlos Iurchuk a un mano a mano imperdible, como sólo este blog sabe hacerlo.

Atienda el lector!

Te iniciaste en la ufología desde muy joven, siendo casi un adolescente, lo cual me lleva a preguntar que disparó una vinculación tan temprana

En realidad no hubo un hecho puntual que hiciese de disparador. El tema siempre me interesó de chico, principalmente a partir de la lectura de libros, o de ver series o películas. En general me interesaban todos los fenómenos llamativos, no explicados, etc. Con el tiempo sólo me fui focalizando en el llamado Fenómeno OVNI.

Desde 1985 hasta 1988 fuiste miembro de la Fundación Argentina de Ovnilogía (FAO), una de las entidades más respetadas en el país. Contame como fueron aquellos años.

Tuve la suerte iniciarme en el tema OVNI dentro de un grupo. Eso me permitió desde el inicio estar en contacto permanente con investigadores del tema, conocer diversas posturas ante el fenómeno, acompañar en las investigaciones de campo, participar de congresos, etc. El formarte dentro de un grupo te facilita muchas cosas y el intercambio constante de opiniones te abre mucho la mente. Sin duda, el pertenecer a la FAO durante tantos años fue ampliamente positivo para mí.

Luego de tu paso por otras agrupaciones, das comienzo al sitio “El Dragón Invisible”, caracterizado por reunir en sus páginas, uno de los mejores catálogos digitales sobre ovnis que se pueden encontrar en Internet, verdadero compendio de casos clásicos, siendo lectura obligatoria para todos los estudiosos del tema. ¿Cómo nace el proyecto?

En el año 1998, luego de dejar la FAO, empiezo la etapa de seguir detrás del tema en forma independiente. El primer paso fue publicar mi propia página. Yo creo que es muy importante que todos aquellos que estamos de alguna forma relacionados con el tema tengamos un medio para difundir nuestros trabajos, nuestras experiencias, etc. Y una web es una de las formas más simple, económicas y además con el potencial de llegar a personas de todo el mundo. Y lo que es más importante, es un canal de doble vía. No sólo podes difundir, sino que además la gente puede ponerse en contacto con vos. Se crea una retroalimentación que es muy positiva para todos.

A diferencia de otros investigadores dedicados a la trastienda ovni, se te considera un estudioso de perfil bajo, que sin embargo viene desarrollando una larga trayectoria en el medio, característica distintiva, la cual asumo, te permite tener una lectura menos complaciente en cuanto a la verdadera naturaleza que se escuda tras el fenómeno, desprendiéndose de tus análisis, una mirada menos apresurada al tratar de de buscarle interpretación a las observaciones denunciadas ¿Coincidís?

Coincido. Por mi naturaleza, tengo un perfil bajo, hablo poco y escucho mucho. Siempre estoy aprendiendo de los otros investigadores, de los testigos, y aunque suene blasfemo para más de uno, también aprendo de los llamados escépticos y de los llamados contactados. De todos se pueden aprender cosas. Sin olvidar que nuestra principal fuente de aprendizaje debería ser el mismo “Fenómeno OVNI”.

Por otra parte, también trato de evitar las discusiones estériles que nada aportan a la investigación del tema OVNI. Trato de focalizarme en lo que me interesa, que es el tema OVNI.

La Argentina parece ser un país elegido en materia ovni, el cual se ve incrementando por la geografía que lo rodea, además de su posición estratégica dentro del cono sur. Teniendo en cuenta estos datos, ¿el comportamiento ovni dentro del territorio nacional, se desarrolla a semejanza de otros países, o podemos hablar de un patrón local, que adopta sus propias leyes internas?

Es interesante tu planteamiento si el entorno geográfico condiciona al fenómeno OVNI y si esto provoca diferentes comportamientos en diferentes países o regiones. Daría pie a un largo análisis y debate. Uno de los elementos fundamentales para tener una respuesta es tener una estadística depurada, no sólo de Argentina sino de otros países de la región y realizar un trabajo comparativo con los investigadores de esos países. Si se realizara un trabajo así, se podría obtener algunas pautas si existe una relación entre la geografía y comportamiento del fenómeno OVNI. Hasta que esto ocurra, sólo podemos suponer. El hecho de que Sudamérica esté rodeada por dos océanos, atravesada por la Cordillera de los Andes, con un entramado fluvial muy importante, donde se destaca el Amazonas, y con grandes regiones pocos pobladas, como la Patagonia y la selva amazónica, harían de esta región un lugar ideal para que el Fenómeno actúe con relativa facilidad y con un comportamiento similar en los países del Cono Sur. Pero, reitero, sin un trabajo metódico y coordinado sólo podemos suponer.

Al repasar la historia de la ufología nacional, se advierte en sus primeros años una dependencia muy marcada de los Estados Unidos como fuente primaria, factor inevitable teniendo en cuenta la preponderancia mediática y global de los norteamericanos en la materia. Pero la visión anglosajona no solo es patrimonio de la Argentina, sino que se extiende al resto de la Latinoamérica, lo cual a mi entender perjudica alcanzar una mejor comprensión acerca del comportamiento ufo, generalmente salpicado por un discurso lineal, y no siempre objetivo con la fenomenología manifestada en el resto del continente.

El problema no es la influencia anglosajona, o norteamericana para ser más específico. El problema es la casi nula influencia local en los llamados investigadores del tema. Es decir, todo el mundo conoce el caso Roswell, o los casos de abducciones en Norteamérica. Y esta bien que conozcan esas cosas porque forman parte del llamado Fenómeno OVNI. Pero el problema es que esa misma gente conoce muy poco de lo que ocurre en nuestra región, de los casos que hubieron, no se conoce los trabajos de los investigadores que nos precedieron, de sus teorías, sus libros, los análisis de los casos que investigaron, etc. Entre otras cosas, esto lleva a que se pierda la continuidad de un trabajo, una investigación o el desarrollo de una teoría. Cuando un investigador muere o un grupo desaparece, todo el trabajo que se hizo generalmente se pierde. Y lo que es peor, a muchos no les interesa que esto ocurra.

Dentro del ambiente ufológico se te reconoce como un investigador centrado en la causística militar, dato, que seguramente no pasó desapercibido al crearse la reciente Comisión de Investigación de Fenómenos Aeroespaciales (CIFA) entidad en la cual fuiste invitado a participar. La mayoría de los estudiosos reniegan en cuanto a tratar de profundizar un ámbito considerado por muchos como difícil, teniendo en cuenta el secretismo reinante; sin embargo, tu elección demuestra que si hay seriedad y perseverancia, los militares comparten información sobre su experiencia con el fenómeno.

En realidad, el hecho que estuviese desde hace algunos años siguiendo casos de encuentros de militares con OVNIs no tiene nada que ver con mi posterior convocatoria a integrar la Comisión. Fue pura casualidad. La persona que me convocó y me presentó fue Carlos Ferguson, persona a la que respeto mucho como investigador del tema, además de unirme una larga amistad. De todas formas, y coincidiendo con lo que decís, el hecho de haber estado en contacto en estos años con integrantes de las Fuerzas Armadas que han tenido experiencia con el tema, me sirvió para aclarar muchas cosas y tener una visión menos “conspiranoica” de los militares argentinos y el tema OVNI.

Sos uno de los impulsores de la Comisión de Estudio del Fenómeno Onvi de la República Argentina (CEFORA), iniciada en el 2009. Aunque se registran avances en la meta trazada en cuanto a desclasificación de archivos militares sobre el tema ovni, Argentina, niega por ahora la posibilidad de dar luz verde a esta propuesta, que en otros países latinoamericanos es ya una realidad, caso Brasil. ¿Podemos esperar a través del CEFORA, romper con un cerco que por ahora parece inamovible, o es que la injerencia de Estados Unidos que tampoco se interesa por abrir sus archivos al público, influye en nuestros militares?

Confío plenamente que en forma paulatina se irán desclasificando archivos. El hecho que se haya creado esta Comisión de Fuerza Aérea indirectamente es algo que va a ayudar a lograr esta desclasificación. En cuanto a CEFORA, más allá que logre su objetivo, creo que ya contribuyó a instaurar institucionalmente el tema de la desclasificación en Argentina. Y ese sólo hecho es un paso muy importante para la ufología de nuestro país.

En los últimos años con el nacimiento de Internet, así como el desarrollo digital en cámaras fotográficas y celulares, provocó una avalancha de material ovni el cual parece incidir en un renacimiento del tema a nivel mundial. La Argentina no está ajena a este proceso, siendo una de las protagonistas principales en la escena ufo, por la cantidad de casos registrados, que en los últimos tiempos aumentaron notablemente. A su vez en el país se originó un nuevo fenómeno de características inéditas y casi local, denominado “ufo de características variables”, que de desde su irrupción en los medios provoca grandes debates entre los investigadores. La pregunta sería, ¿qué opinión te merece la “cuestión ufo en la era digital”, y cuanta atención merece prestarse a la naciente fenomenología de tipo variable, así como los llamados ovnis fantasmas?

Me parece muy bien que haya gente que se dedique seguir ese aspecto del fenómeno. Después se discutirá si lo que se filma y fotografía forma parte del fenómeno OVNI o son confusiones. El tema es otro: Es muy fácil caer en la tentación de filmar o sacar fotos, y limitarse sólo a eso. Eso hace que tengamos una visión muy acotada del llamado Fenómeno OVNI. Podemos perder profundidad para analizar el Fenómeno en toda su magnitud.

Supongo que luego de muchos años de profundizar en el tema, tenés alguna hipótesis elaborada sobre el fenómeno ufo, definido por muchos como un callejón sin salida, y que en proceso llevó a muchos investigadores a bordear la locura.

El OVNI no viene de fuera del planeta. Está en la Tierra, compartiendo este planeta con nosotros desde hace mucho tiempo. Pero no tengo una solo prueba para demostrar esto. Sólo es un pensamiento para acomodar un poco en el cerebro mis ideas.

De todos los casos investigados, ¿cuál es aquel que en tu memoria permanece inalterable y que podría sindicarse a prueba de escépticos?

Seguramente el famoso caso Bariloche, o caso Polanco como también se lo conoce, es uno de esos casos más importante de Argentina, por la cantidad de testigos, ubicados en distintos puntos de observación, los efectos físicos, la completa investigación realizada por Juan Pablo Gómez y Oscar Uriondo, etc. Sin mencionar que los principales testigos eran pilotos.

Por supuesto que igual siempre hay explicaciones alternativas para un caso, y este no es la excepción. Siempre es positivo ver todas esas explicaciones. Luego se verá cuál de todas tiene mayor sustento. En mi opinión personal, en el caso Bariloche la teoría del OVNI es la que tiene mayor sustento (y por supuesto que cuando hablo de OVNI no significa necesariamente nave extraterrestre).

Pregunta final obligada. ¿Qué le recomendaría Carlos Iurchuk a las nuevas generaciones que se inician en el estudio ufo?

En la ufología hace falta gente que aborde el tema seriamente, con mente amplia, con voluntad de aprender, de formarse, de trabajar en equipo (más allá de las diferencias de opinión o personales que podamos tener), con voluntad para hacer un trabajo metódico. Personas que tengan estas características siempre serán bienvenidas.

Para el que recién comienza, lo mejor es ponerse en contacto con diferentes investigadores y si se pueden integrar a un grupo de trabajo sería aún mejor.

No olvidar que en este tema por ahora nadie tiene LA verdad. De todos siempre se puede aprender algo.


CARLOS IURCHUK

INFINITAS GRACIAS!!!

5 comentarios:

  1. Débora, buena idea la de entrevistar a Carlos Iurchuk. No sé si también haz hecho lo mismo con Alejandro Chionetti...hummm...a ver...creo que sí. Respecto a mi escrito-que te envié, por e mail- ¿lo has leído?. Un saludo de oso desde Mendoza.

    ResponderEliminar
  2. Hola Oscar:

    Lo de Iurchuk era una cuenta pendiente, así que contenta, un gran investigador. Posiblemente este reportaje también salga en UFO Brasil, como también el de Quique Marzo. A Chionetti le debo un entrevista a fondo, por ahora solo hablamos de sus trabajos con History Channel. Su informe lo leí, ya hablaremos. Un abrazo, Debbie

    ResponderEliminar
  3. Es común que los astrónomos capten objetos que no consiguen precisar. “Lo primero es excluir el paso de un satélite, chatarra espacial, globos o cápsulas meteorológicas, cohetes, meteoritos. Incluso la Estación Espacial Internacional (ISS) puede llegar a confundirte”, enumera Iurchuk. Extracto de la menitorsa nota publicada en Clarin el 27.05.11. Tengo fotos de la ISS que demuestran que es imposible confundirse...hasta cuando va a seguir mintiendo SR????

    ResponderEliminar
  4. Débora, me gustaría que te hagas un tiempito para que opines sobre el artículo que te envié, y que no recuerdo bien, cuál es...je!...tengo tanto escrito!....Igual, sé que le pones mucha polenta a este blog, así que gracias por -al menos- contestar todos mis mensajes. No sé si podrás entrevistarme a mi, ya que no sería muy fácil si no estoy presente. Sin embargo, creo que hay algo que seguro piensas "¿quién lo conoce a éste?"...ja!!...ja!....Bueno, la verdad, es que estuve retirado durante más de diez años, y no soy ufólogo de campo. Pero tengo mucho hecho. Si alguna vez pasas por Mendoza, podremos hablar, eh...Un saludo de FELIZ NAVIDAD Y AÑO NUEVO, Deborita.

    ResponderEliminar
  5. Hola Oscar: No se monosprecie como investigador, le prometo el año entrante a mi regreso, su voz tendrá lugar en Crónica. Un abrazo, Debbie

    ResponderEliminar