10 de abril de 2012

Christopher Dunn - Tecnología Perdida en el Antiguo Egipto - Entrevista Exclusiva - Débora Goldstern


Christopher Dunn
"Tecnología Perdida en el Antiguo Egipto"
Entrevista Exclusiva
Débora Goldstern©


Christopher Dunn


Por primera vez para un medio argentino el ingeniero aeroespacial de origen británico, Christopher Dunn, habla en exclusiva para los lectores de Crónica Subterránea, acerca de sus investigaciones sobre uno de los monumentos claves en la historia arqueológica mundial, La Pirámide de Giza, quizás una de las obras arquitectónicas más referenciadas, la cual conserva aún, secretos inviolables respecto a su construcción.

Dunn, quién saltara a la fama en 1988 a través de su libro “La Planta energética de Giza: Tecnologías del Antiguo Egipto”, es uno de los estudiosos más respetados y que lleva más de cuarenta y cinco años de labor ininterrumpida en la tarea de desentrañar los enigmas pendientes sobre el pasado egipcio, centrado especialmente en los misterio de la Pirámide de Giza. 

En el 2010 tuvo lugar una continuación de su anterior best-seller, “Tecnología perdida del antiguo Egipto: Avanzada Ingeniería en los Templos de los Faraones”, el cual continúa la línea de su exitoso predecesor.

Atienda el lector!




Hablemos de sus inicios ¿Cómo llega un ingeniero aeroespacial, a interesarse en los misterios de la Pirámide de Giza?

Durante el tiempo que puedo recordar, Egipto ha sido siempre una fuente de fascinación para mí. Después de trabajar en la industria manufacturera por 16 años, leí “Los secretos de la Gran Pirámide” de Peter Tompkins. Este libro me ha inspirado, ya que introduce puntos de vista diferentes sobre la naturaleza de la Gran Pirámide, y propone diversas ideas de porque fue construida. La teoría de la tumba fue cuestionada, y mi mente se abrió de repente a la realización sorprendente, de que la historia era mucho más rica y compleja, de lo que se nos enseña a creer.

Cuando se trata de tecnología empleada en el antiguo Egipto, el nombre de William Matthew Flinders Petrie aparece como uno de los grandes protagonistas en la materia. En su clásico trabajo, Pirámides y Templos de Giza, que data del siglo XIX, Petrie hace alusión al empleo de taladros en la construcción de estos monumentos pétreos, que creía tenían puntas de mayor dureza a la del diamante, declaración revolucionaria para la época y altamente controversial Sostiene el sabio además, que en la I Dinastía egipcia se tuvo conocimiento de labores en perforación con taladro de pórfido, blanco y negro, sugiriendo que se sabía la existencia del torno de punta antes de la aparición del torno de alfarero ¿Pudo estudiar el trabajo de Petrie?

Fui introducido a Petrie gracias a la lectura de Tompkins, adquiriendo luego una copia de su libro “Pirámides y Templos de Gizeh”, que data de 1883. Como ingeniero estaba muy sorprendido de descubrir que el público en general, no era consciente de las pruebas presentadas por Petrie para apoyar la opinión de que  métodos de manufactura avanzada se utilizaron en  el antiguo Egipto. Petrie describió artefactos donde se demuestra que los antiguos egipcios usaban tornos sofisticados, sierras y taladros. Estos artefactos se encuentran en el Museo Petrie de Londres. He visitado este Museo en varias ocasiones, y  escrito extensamente acerca de sus estudios, acerca de la capacidad de perforación de los antiguos egipcios. Petrie encontró dificultades para convencer a sus compañeros que los antiguos egipcios habrían necesitado diamante para realizar el trabajo, y también  incapaz de responder en sus escritos y conferencias, cómo los antiguos egipcios eran capaces de  taladrar en el interior  del granito y dejar ranuras en espiral, a 100 pulgadas de distancia.

La investigación de Petrie fue financiada por la Royal Society de Londres, así que es comprensible que no se va a decir nada de aquello demasiado controvertido. Como ingeniero sin embargo, al leer su libro, está claro que él no aceptó el punto de vista actual, y describió artefactos de una manera que los ingenieros llegaron a la conclusión, que los elementos necesarios para elaborar los mismos, no han sido revelados través de la exploración arqueológica.

Me dirigí hacia el trabajo de Petrie en un capítulo de mi libro, “Tecnología Perdida del Antigua Egipto”, que contiene una actualización e investigación nueva. En resumen, muchos métodos de formación de materiales se han utilizado a lo largo de la historia. De la mano primitiva de trabajo, utilizando arena, hueso, piedra y madera, hasta dar paso a un trabajo más avanzado y preciso. Mi trabajo reciente se centra no sólo sobre las herramientas utilizadas para cortar la piedra, sino, que maquinarias fueron necesarias para guiar las mismas, creando la geometría precisa y compleja, que se ve en muchos artefactos

La hipótesis que se plantea en “Tecnología Perdida del Antiguo Egipto”, es que la Pirámide de Giza funcionaba como una especie de planta de energía, basada en la producción de hidrógeno, reconvertido más tarde en ondas de microondas para ser luego lanzadas al espacio. También se hace alusión a la pirámide como sintonizador terrestre, una inmensa caja de resonancia. Lo cual me lleva a inquirir: ¿Cuáles fueron los pasos que debió transitar hasta arribar a esta tesis, y que conclusiones elaboró en base a la misma?

La fuente básica para la producción de energía en la Gran Pirámide no es hidrógeno, pero la energía mecánica dinámica de la Tierra es la energía sísmica. La energía potencial encerrada en las placas de la Tierra, es el resultado del empuje de las mismas unas con otra. Cuando estas placas se deslizaron, como lo ocurrido en la placa de la India, e Indonesia en 2004, una enorme cantidad de energía fue liberada. Ese mismo año el deslizamiento generó un tsunami que cobró 230.000 vidas! Se estima que la energía liberada en la superficie de la tierra, solo por el terremoto de Indonesia, era equivalente a 1500 bombas atómicas, similares a las lanzadas sobre  Hiroshima.

Propongo que las pirámides se utilizaron para aprovechar esa energía interior, y la edificaron desde la Tierra. Esto se hizo de una manera que estaba en armonía con las frecuencias naturales de la Tierra, por lo cual la  descripción de una pirámide como un "sintonizador terrestre" es bastante precisa, y donde se tiene en cuenta las placas de la Tierra como "cajas de resonancia" el cual es un concepto muy apropiado. Al hacer que la pirámide (sintonizador) vibre, la Tierra (caja de resonancia) resuena, y las oscilaciones resultantes de la misma, permiten que las placas se deslizen suavemente en lugar de encerrarlos juntas.

John Cadman demostró con un modelo de trabajo, que la Cámara Subterránea y los pasajes principales que conducen de un sector a otro, actúan como un generador de impulsos, introduciéndose hacia el interior de la Pirámide. La vibración resultante se captura por la "Cámara del Rey", y por los resonadores de línea de la Gran Galería, que transporta el sonido a través del aire, dirigiéndolo hacia la Cámara del Rey.

Se ha demostrado que la Cámara del Rey es un ensamblaje preciso de granito,  que sintonizado específicamente, forma un espacio que responde armónicamente a la sintonía de la frecuencia de la Tierra, como si se tratara de un instrumento musical. Este "instrumento" absorbe la energía mecánica a partir de la Pirámide, y la Gran Galería, resonando  armónicamente. Con la introducción de hidrógeno, que se crea en la denominada "Cámara de la Reina", éste gas absorbe la energía en una frecuencia armónica mayor, la cual lo eleva hacia una sintonía más alta. Una señal de la microondas que incorpora el compartimiento del eje norteño, guía de onda, estimula la emisión de energía y salidas resultantes de la misma, a través del eje meridional.

Aún hoy, 14 años después de la publicación de este libro, esta hipótesis suena fantástica y futurista. Sin embargo, la nueva evidencia descubierta parece apoyarla.

Una de las pocas piezas que parece escapó a la censura reinante y que actualmente se exhibe en el Museo del Cairo, es el denominado disco del príncipe Sabú, el cual fuera descubierto en las inmediaciones de la pirámide de Sakkara, y que se atribuye a la primera dinastía. El objeto parece hacer referencia a un antiguo artefacto de factura desconocida, mecanismo del cual se ignora su uso ¿Tecnología desaparecida u oopart sin solución?

El plato de tres lóbulos de Sabu se encuentra en  el Museo de El Cairo, siendo una pieza de increíble artesanía. Pude fotografiarlo en 1986, y escribí sobre él en mi libro. Es un plato de paredes delgadas, que tiene tres lóbulos equidistantes  dobladas hacia el centro. Los lóbulos son también de pared fina. El centro tiene un eje (porción levantada) con un agujero en él. Ha habido mucha especulación con respecto cómo el plato fue hecho, y para que se utilizó. Las teorías sobre su uso incluyen, desde un dispositivo para sostener el aceite y el cepillo para quemar, pasando por un dispositivo giratorio que creó el sonido, hasta un mecanismo para recibir y/o enviar señales. Se especula también que el mismo fue  confeccionado por medio de maquinaria sencilla, hasta el empleo de técnicas más avanzadas. De la observación visual del objeto, resulta como algunas partes son piezas exactas, y otras y no. Sería necesario proporcionar una respuesta definitiva con respecto a su composición geométrica y precisión, antes de hacer aseveraciones fuertes con respecto a su uso. No es el artefacto más notable de Egipto que necesite examen más cercano, tal vez solo requiera una información más adicional.

Cuando se trata de desautorizar la tesis de antigua tecnología en el Egipto predinástico, se apela a la ausencia de herramientas elaboradas en la construcción de esos monumentos, las cuales se alega, nunca fueron recuperadas in situ. Sin embargo, esta supuesta falta de evidencia no puede explicar algunas de estas construcciones, especialmente la pirámide de Giza, que desafía todas las leyes conocidas en la actualidad. ¿Qué opinión le merece esta controversia?

La falta de evidencia no es evidencia para explicar cualquier cosa. Estamos obligados a hacer es ser fiel a los métodos científicos y proponer soluciones que funcionen. Tenga en cuenta que la civilización egipcia se prolongó durante 3.000 años. Se nos enseña que las herramientas que se utilizaron en el inicio de la civilización fueron cinceles de piedra y cobre, así como martillos y  azuelas. Cuerda para atar y arrastrar objetos de madera, y de los mangos del martillo y rodillos, etc. Se nos enseña que los egipcios estuvieron usando las mismas herramientas durante miles de años ¿Es razonable proponer que una civilización inteligente, que ha expresado su genio en los edificios y estatuas, no era lo suficientemente inteligente como para mejorar  sus herramientas y métodos?

Todos los esfuerzos que los egiptólogos han hecho para demostrar estos métodos primitivos, han fracasado miserablemente. Sus resultados no se comparan con los originales, y tampoco reproducen los aspectos más difíciles de los logros de Egipto. Por lo tanto, no es difícil de refutar los métodos primitivos sugeridos convertidos en parte del registro arqueológico. Los egiptólogos han hecho bastante bien. El reto que nosotros, como observadores interesados y buscadores de la verdad enfrentamos, consiste en  demostrar que los métodos funcionan y satisfacen las evidencias aunque las herramientas seleccionadas no se encuentren dentro del expediente arqueológico.

En 1992 tuvo un lugar un evento importante cuando el robot creado por el ingeniero alemán Rudolf Gantenbrink, se introdujo en la Cámara de la Reina, aunque debió suspender su recorrido por desperfectos. En el 2002 la National Geographic envió el Robot or Pyramid Rover, aunque el proyecto no prosperó. Recientemente una empresa privada mandó el robot Djedi, que hizo revelaciones explosivas, sobre jeroglíficos desconocidos así como dibujos de seres no humanos, sin embargo por ahora no pasan de simples rumores. ¿Cómo vivió todas estas exploraciones? 


He seguido muy de cerca esta investigación, al igual que millones de personas en todo el mundo. Escribí sobre el descubrimiento de Gantenbrink en mi libro, y he publicado artículos de las exploraciones posteriores, después de que mi libro fuera editado. Estos artículos se pueden leer en www.gizapower.com. 

Como usted ha mencionado, la expedición de 2002 no estuvo a la altura de la histeria que se ha generado a su alrededor. Sin embargo, creo que fue un paso muy importante porque abre otra área de estudio en una fecha posterior. ¿Así que esperamos desde hace 9 años? No mucho, en comparación con la vida de la Pirámide! La exploración más reciente en el año 2011 fue muy significativa para mí. También la menos publicitada - en comparación con las exploraciones anteriores - prestándole poca atención a ella en el Oeste. 

Antes de la exploración en el año 2002, hice una predicción de lo que se encontraría detrás de la puerta de Gantenbrink. He modificado la predicción ligeramente después de que los resultados fueron transmitidos, pero la predicción fue esencialmente la misma - que detrás de la puerta de Gantenbrink encontraríamos evidencia de más cableado, y un eje hacia abajo a través del cual los productos químicos se bombean hasta llenar el eje. 

La expedición de 2011, mostró imágenes granuladas que revelaron lo que parecen ser los cables eléctricos, pero lo más importante, reveló cuáles son los símbolos claramente eléctricos. Los símbolos en el suelo detrás de la llamada "puerta", no son los jeroglíficos ya que no se parecen a esos glifos tradicionales. Se especula con marcas de albañilería, pero son únicas y no se han encontrado en ningún otro lugar en esta pirámide o cualquier otra pirámide. 

Pero considerado en el contexto de la teoría de la central eléctrica, con las guarniciones previamente descubiertas del metal y siendo electrodos, estas marcas, pueden interpretarse claramente como símbolos de electricidad. Aquellos que tienen una forma similar a un número de cinco son los conectores, y el uno en el centro es un símbolo para un cable eléctrico con un par trenzado de hilos. También, hay una línea pintada en el suelo que identifica la polaridad del electrodo en el lado que está pintado.

Durante nueve años Zahi Hawass ejerció con puño de hierro el Consejo Supremo de Antigüedades en Egipto, lo cual significó enfrentarse con un duro adversario en cuanto al tratamiento de una civilización egipcia muy anterior a la conocida en la actualidad, y que contradice la antigüedad aceptada por la mayoría de los académicos. Es pública su notoria defensa del pasado de Egipto sin enigmas de por medio, y que lo llevara a duros enfrentamientos con investigadores de la talla de Robert Bauval, John Anthony West y Graham Hancock, entre otros. En el 2011 se produjo su remoción del cargo, señal interpretada por muchos como un soplo de aire fresco. Teniendo en cuenta su larga experiencia en Egipto, ¿cree podemos esperar cambios significativos en la materia, o se seguirán repitiendo los mismos dogmas conservadores?

Creo es demasiado prematuro suponer, que la primavera árabe permitirá una interpretación nueva de los antiguos egipcios. Cuando la política y la ideología son más influyentes que la investigación científica, la ciencia en general se resiente. Muchos egipcios modernos abrazan una nueva investigación de sus monumentos, y he recibido muchos comentarios positivos sobre mi trabajo, pero si sus voces serán escuchadas por quienes detentan la autoridad, está por verse.


Uno de los grandes debates existentes, pasa por develar la cultura responsable de los grandes adelantes tecnológicos en el Egipto Arcaico, que se supone irrumpió durante las primeras dinastías. La Atlántida mítica, es uno de los nombres más señalados como probable candidata e influencia notoria en este salto evolutivo, que significó una transición acelerada en la historia egipcia. Esta idea como sabemos es enormemente combatida por la mayoría de los egiptólogos ortodoxos, que niegan cualquiera ascendencia atlante en el pasado de Egipto. La idea de una cultura madre como origen de todo el conocimiento avanzado, parece suscitar rechazo generalizado, aunque cada vez son más las evidencias acumuladas a favor de esta hipótesis 

¿Comparte esta idea de un pasado atlante, o maneja otras hipótesis? 

Mi creencia, es que la Tierra estuvo habitada por una civilización muy avanzada en la prehistoria. Esta civilización fue destruida, y lo que estamos examinando hoy, es el esqueleto de sus logros. En Egipto se propone que una raza de personas llamadas Khemitians, fueron los responsables de las pirámides. Otras partes del mundo tienen sus propias leyendas y mitos de las razas superiores. El mito de la Atlántida es creíble, pero difícil de probar. 

Mucho se habla del 2012 como fecha crítica, y donde se piensa muchos secretos van a ser revelados. Hay quién señala a Egipto como uno de lugares importantes donde esos enigmas van a salir a la luz ¿siente algo especial con respecto a esta fecha, o piensa nada va a pasar? 

Las fechas llegan a ser especiales, cuando la gente las hace especiales. Es difícil para mí creer, que los mayas podían predecir sucesos de varios miles de años. Yo no les creo. Ha habido siempre un segmento de la sociedad, que propone y apoya la idea de los panoramas del día del juicio final. En lo personal no lo creo. Estoy vivo hoy porque lo profetizado en el pasado aún no sucedió. 

Pregunta final y obligada ¿Qué recomendaría Christopher Dunn, a todos aquellos que se inician en este camino? 

Mi recomendación para cualquier persona que desee hacer su propia investigación, o seguimiento de la investigación de los demás, es exigir honestidad de uno mismo, y los que leen o escuchan también. Asegúrese de que la evidencia sea interpretada correctamente. Si es posible, examine la evidencia por sí mismo. Consulte a los expertos, y no se enamore demasiado de sus propias ideas. 


CHRISTOPHER DUNN 

INFINITAS GRACIAS!


TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS©

Véase:

Christopher Dunn y la Planta de Energía

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada