15 de junio de 2015

Ciudad Arco Iris- Leyenda antártica que se niega a morir -Débora Goldstern©

"Ciudad Arco Iris"
Leyenda antártica que se niega a morir
Débora Goldstern©



¿Qué ocurre cuando se vincula a Lovecraft, Manuscrito Hefferlin, Robert Dichoff, Michael X, con diarios del Almirante Byrd, tierra hueca, ovnis, habitantes reptilianos, y nazis? Pues nada menos que la leyenda de Ciudad Arco Iris. Aunque en nuestro monográfico sobre Tierra Hueca, hicimos alusión sobre algunos tópicos del tema, es necesaria una mayor profundización en algunas aristas no profundizadas, y aún en constante evolución. 

Como primer antecedente tenemos “En las Montañas de la Locura”, novela de 1931, y que lleva la firma del escritor norteamericano H.P. Lovecraft. Ambientanda en las gélidas tierras antárticas, Lovecraft construye una de sus historias más simbólicas, muñida de trazos teosóficos en algunas de sus consignas, donde se presenta al lector un mundo habitado por supervivientes de Lemuria, (Antiguos Primordiales), dueños de una tecnología avanzada, los cuales sobreviven en el interior del casquete polar sur.

Esta narración sería la base más tarde replicada en texturas más o menos afines, en una continuación sin fin, tomando como eje principal la genial narración de Lovecraft, motor principal de la incipiente leyenda. 

Quién primero recoge el guante es el matrimonio Hefferlin, quiénes en la década del cuarenta darían a luz, Rainbow City (Ciudad Arco Iris), basado en una canalización personal, que recuerda al libro de Urantia, aquel tratado revelado muy de moda durante aquella época. 

Cabe agregar que el manuscrito de los Hefferlin, se publicó en una de las ediciones de Amazing Stories, setiembre del 46', revista dirigida por Ray Palmer, el cual tuvo un papel destacado en la saga de Ciudad Arco Iris. Aquí algunas citas narradas por los Hefferlin acerca de esta enigmática ciudad:


“La ciudad está hecha de plástico, las calles están pavimentadas con plástico; y todos los edificios están construidos de manera que se utilizan todos los colores del arco iris. Para el color en aquellos días parecía haber tenido un significado. En el corazón de esta gran superficie es un gran templo, centro de la educación superior y un museo de la cultura de esta antigua civilización de los nuestros, y sus máquinas. Por debajo de esta ciudad son cinco niveles subterráneos, parte de la ciudad de la superficie, y las principales terminales de un vasto sistema de tren del túnel, con miles de metros, trenes de pie listo para las líneas principales, y los mapas de la antigua superficie de la tierra, que muestran donde los grandes túneles conducen”.


Una década más tarde promediando los 50’, la idea sería retomada por Robert Dickoff, un monje budista, también norteamericano, quién escribiría acerca de Agartha, donde además de hacer alusión a unos de los misterios subterráneos por excelencia, se adelantaba a la discusión reptiliana, hoy día adoptada por Icke y autores varios, presentando a Ciudad Arco Iris como asentamiento subterráneo de esta especie serpiente, la cual sindicaba Marte como su patria originaria. 

Sin embargo Dickoff en su bibliografía no hacía una sola mención a los Hefferlin, figurando esta fuente como ausente dentro de su polémico trabajo

Casi veinte años más tarde el tema volvería a luz de la mano de Michael X, (en realidad Michael Barton), siendo conocido como "Rainbow City and the Inner Earth People", 1969, que cuenta con la particularidad de abordar el espinoso caso Byrd, que más tarde se materializaría en la publicación de sus polémicos diarios.

Como colorario, promediando los 70’, Secret Nazi Polar Expedition, cuyo autor Christof Friedrich (seudónimo de Ernst Zundel, un canadiense jefe de la Fundación Antártica Germana), se despacharía con la presencia nazi en la Antártida, fugados de la Segunda Guerra diría, entre los cuales menciona a Hitler, quiénes habrían penetrados al Polo Sur internándose en túneles, donde actualmente se encontrarían residiendo. 


Zundel además se presentaba como partidario de la tierra hueca, negando en su propaganda anti judía, el Holocausto, sin dejar de lado la cuestión de Ciudad Arco Iris, retomando los inexistentes contactos del almirante Byrd con los supuestos moradores de la ciudad cristalina antártica. ¡Continuará


Ernst Zundel


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada